“El Chapo de Asia” recauda cerca de $17,000 millones anuales en tráfico de heroína

Tse Chi Lop es objetivo de las autoridades, confirmaron oficiales antinarcóticos a la agencia Reuters

Imagen de archivo de heroína.
Imagen de archivo de heroína.
Foto: Twitter DEA

Le dicen “El Chapo de Asia” y es la cabeza de un grupo que recauda cerca de $17,000 millones de dólares anuales con el tráfico de heroína, metanfetamina y ketamina a través de la zona del Pacífico.

Las autoridades creen que Tse Chi Lop, un hombre nacido en China y naturalizado en Canadá, se desplaza junto a una pandilla protectora integrada por boxeadores tailandeses y que ha logrado su poderío gracias a una alianza con cinco grupos de Asia que han olvidado sus diferencias para beneficiarse del negocio del narcotráfico.

En 1998, Tse, de 55 años, fue extraditado desde Hong Kong condenado por conspirar para transportar heroína en Estados Unidos, pero una historia que le contó al juez sobre sus padres e hijo enfermos lo llevó solo a cumplir nueve años en la cárcel.

Su sentencia fue dictada en el tribunal federal del Distrito Este de Nueva York, en donde Joaquín “El Chapo” Guzmán fue condenado recientemente a cadena perpetua más 30 años tras las rejas por narcotráfico.

No fue hasta el 2016, diez años después de su liberación, que la Policía se percató de cuán grande era la misteriosa organización que dirigía Tse, llamada Sam Gor, que en cantonés significa hermano número tres. Sus miembros la conocen como La Compañía.

“Tse Chi Lop está en la liga de El Chapo o tal vez Pablo Escobar”, dijo Jeremy Douglas, representante en Asia y el Pacífico de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), según reportó la agencia de noticias Reuters.

El tráfico de drogas comienza en Myanmar, donde se produce, para luego expandirse a países desde Japón hasta Nueva Zelanda. El grupo ha estado involucrado en al menos 13 casos desde inicios del 2015.

Las operaciones del grupo se enfocan en la distribución de las drogas a través de barcos de pesca que viajan distancias largas: allí esconden la mercancía en contenedores. También utilizan mensajeros que guardan en sus mochilas las sustancias. Ellos caminan a través de la selva cercana al llamado Triángulo Dorado del sudeste asiático.

La organización se expande internacionalmente y se cree que también trabaja con pandillas de motociclistas de Australia; el crimen organizado de Tailandia y otros grupos criminales que se originaron en Macao o China.

Tse no ha sido capturado hasta el momento y las autoridades internacionales que lideran la investigación sospechan que está siendo muy cuidadoso porque conoce que van tras sus pasos.