Se suicidó luego de que su prometido no pudiera pagar el “precio de novia” fijado por sus padres

Una joven de 17 años se inmoló al verse sola y lejos del amor de su vida

Después de 2 meses de agonía, la adolescente falleció.
Después de 2 meses de agonía, la adolescente falleció.
Foto: Shutterstock

En diversas partes del mundo existen una serie de usos y costumbres que, en pleno siglo XXI, nos parecen increíbles que sigan poniéndose en práctica, ya que algunos atentan contra la dignidad de los propios seres humanos, sobre todo si se trata de mujeres.

Eso fue lo que le ocurrió a una joven nigeriana de 17 años llamada Aisha, quien decidió cometer suicidio debido a que por cuestiones de dinero, sus padres le impidieron hacer una familia con quien consideraba era el amor de su vida.

Resulta ser que a pesar de su corta edad, Aisha hizo planes de boda con su prometido, un joven de nombre Umar. Al darle la noticia a los padres de la chica, estos le exigieron 17,000 nairas (unos $47 dólares), dinero que correspondía a algo que en su comunidad le llaman “precio de novia”, el cual todo hombre debe pagarle a la familia de la chica con la cual quiere casarse.

Umar no poseía esa cantidad de dinero y por este motivo, decidió dar por terminado su noviazgo con Aisha.

La adolescente, movida por el dolor que le generó terminar una relación de muchos años y sobre todo, por el miedo de quedarse sola, pensando que le costaría mucho trabajo encontrar un marido, decidió rociarse con gasolina y luego, se prendió fuego.

Rápidamente, algunos de sus vecinos se dieron cuenta de lo ocurrido y trataron de auxiliarla. Pese a la gravedad de las quemaduras, los primeros días se quedó en su casa, pues sus padres no tenían dinero para poder pagar un hospital.

Finalmente y gracias a varios donativos, Aisha pudo ser trasladada la Centro Médico Federal en Gusau, en donde tampoco pudieron hacer mucho para salvarle la vida, ya que por cuestiones económicas, sus familiares no pudieron pagar sus medicamentos y finalmente, la joven falleció.