México casi entrega el consulado de Las Vegas a un acusado de abuso sexual

A última hora, la labor de una periodista evitó el ilegal nombramiento
México casi entrega el consulado de Las Vegas a un acusado de abuso sexual
Víctor Alberto Barreras.
Foto: Twitter

MÉXICO – Víctor Alberto Barreras (Sonora, 1987) tenía pocas cartas para ser cónsul de Arizona y muchos líos para ser rechazado. Aún así, acusado de abuso sexual a una niña de 14 años, estuvo a un paso de tomar el cargo diplomático en Las Vegas al burlar la ley que impide a personas con antecedentes penales acceder a cargos diplomáticos.

Barrera no es un diplomático de carrera. Su experiencia en el tema se resume a una licenciatura en Negocios Internacionales por el Instituto Tecnológico de Sonora, en Ciudad Obregón; sin embargo, tuvo un impulsor: el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, quien se dice que lo recomendó para el consulado. Y él no lo ha desmentido.

La sugerencia de Durazo pasó al canciller Marcelo Ebrard y luego al Senado, donde fue ratificado. “La cancillería no revisó a fondo el expediente del candidato al consulado y lo paso de mano en mano con el visto bueno del canciller”, observa Abdiel Hernández, internacionalista de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Barreras juró al cargo en la Cámara de Senadores con mayoría de Morena, el partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a pesar de que éste había prometido evitar practicas de “compadrazgos” y dar prioridad a la diplomacia de carrera en el Servicio Exterior Mexicano.

 

“Existe una práctica muy arraigada en el sistema mexicano de promover una política dual, por una parte el discurso y, por otro, los hechos”.

El inculpado habría tomado posesión del consulado de México en las Vegas  el próximo 4 de noviembre de no ser porque el expediente que supuestamente él había ocultado, reapareció en manos de Dolia Estevez, una periodista radicada en Washington quien lo hizo público con lujo de detalles.

Que Barreras fue detenido el 6 de enero de 2011, que la madre del acusado declaró que su hijo le confesó haber sostenido relaciones sexuales con la menor en el domicilio de la casa que tienen en el Pueblo Yaqui y que la familia de la víctima habría aceptado una compensación monetaria por el estupro.

En respuesta el canciller dijo el pasado martes que “ordenó que el Comité de Ética de la SRE que verifique la información y, mientras tanto, el nombramiento queda suspendido” y  agregó más: Toda la vida he sido feminista, actuaré en consecuencia respetando el debido proceso”.

Para el analista político, José Fernández Santillán, esta revisión ética es tardía. “Su nombramiento es improcedente desde cualquier punto de vista. Si el inculpado mintió sobre sus antecedentes penales, es deber de la autoridad verificarlo antes de proponerlo como titular de uno de los consulados más importantes de México en Estados Unidos”.

El internacionalista y experto en seguridad del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey coincidió con el analista Hernández respecto a que también hay fuerzas políticas que buscan exhibir lo que actualmente hace el gobierno, como ha sido siempre el trabajo de la oposición.

“Más allá de su propia responsabilidad, en este escandalo quienes salen golpeados son Durazo y Ebrard”, precisa Fernández Santillán. “Es evidente que la filtración a la periodista desde las fiscalías quieren hacer publico y mediáticos los errores de la 4T”, agregó Hernández.