Falta de diversidad revela una falta de liderazgo

Falta de diversidad revela una falta de liderazgo
Un estudio del Departamento de Justicia de 2016 mostró que una mayor diversidad en la fuerza policial puede conducir a mejores relaciones entre la comunidad y la policía.
Foto: Drew Angerer/Getty Images

El Alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, perdió una gran oportunidad. Aunque fue elegido con la promesa de ser un alcalde progresista, las relaciones entre la comunidad y la policía no han progresado lo suficiente. Este pasado lunes, mediante las redes sociales, critiqué fuertemente al Alcalde por no nombrar a una persona de color como el próximo Comisionado de Policía. En retrospectiva, aunque tenía razón, pudo haber sido más elocuente, ya que es importante que tengamos estas conversaciones difíciles para abordar de frente las injusticias que continúan existiendo en nuestra sociedad.

Mientras que he recibido apoyo de lugares inesperados durante esta conversación, también lastimé a algunos constituyentes y aliados que se preocupan por nuestra comunidad. Este no fue mi objetivo. A veces, hasta las mejores intenciones fallan debido a la mala ejecución. Quiero aprovechar esta oportunidad para elaborar porqué estoy tan decepcionada por la incapacidad del Alcalde de demostrar liderazgo al nombrar a una persona de color como Comisionado de Policía.

En la última década, la confianza entre la comunidad y la policía de Nueva York se ha deteriorado seriamente. Desde la forma en que los oficiales están entrenados para manejar las llamadas de salud mental, hasta las interacciones con vendedores ambulantes, o hasta la respuesta más reciente a las personas que entran al tren sin pagar pasajes. Una cosa es constante: demasiadas personas de color temen a la policía. Nosotros deberíamos de hacer lo mejor para servir y proteger a todos.

Represento a una comunidad donde más del 60 por ciento de nuestros residentes son nacidos en el extranjero. Pero también tengo un familiar en la policía de Nueva York y entiendo los sacrificios que hacen los oficiales y sus familias todos los días cuando van a trabajar. En repetidas ocasiones escuché del personal de la policía de Nueva York decir que a menos que tenga un “gancho” —una conexión personal con los oficiales superiores de la policía de Nueva York que pueda ayudar a su carrera— una promoción más allá de un capitán no pasará; al igual que una asignación a un turno o precinto en particular. Estas oportunidades son raramente accesibles para los oficiales de color. Por lo tanto, no es una sorpresa que algunos tengan poca fe en el alcalde y sus políticas.

Un estudio del Departamento de Justicia de 2016 mostró que una mayor diversidad en la fuerza policial puede conducir a mejores relaciones entre la comunidad y la policía. Aunque el Departamento de Policía de Nueva York ha aumentado el reclutamiento de personas de color para servir, no se ha hecho lo suficiente para subirlos de rango. Los altos mandos del liderazgo de la policía de Nueva York también deben ser tan diversos como nuestras comunidades. Como se documenta a principios de este año por la publicación en línea, the City, “Los comandantes en 48 de los 77 precintos locales de la ciudad son blancos-no hispanos. Eso incluye a 13 oficiales al mando que son blancos y dirigen precintos donde al menos 80% de la población no es blanca”. Yo represento uno de esos precintos. Además, según informes en The City, “los grupos fraternales que representan a los oficiales [afroamericanos] e hispanos dicen que enfrentan un techo interno que inhibe las promociones a niveles superiores — porque alcanzar un rango por encima del capitán es una elección puramente discrecional de los altos superiores Departamento Policial de Nueva York, que en su mayoría son blancos”.

Soy una servidora pública directa y veo que parte de mi rol es ayudar a facilitar conversaciones que aún siendo difíciles, ayudan a garantizar el bienestar de mis constituyentes. A pesar de mi decepción con el proceso de selección, le deseo éxito al nuevo Comisionado de Policía. Debemos construir coaliciones diversas y trabajar juntos para mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad y construir una ciudad mejor para todos. Una de las mejores maneras de lograr esto, es hacer que el liderazgo de la policía de Nueva York refleje la diversidad de la ciudad de Nueva York.

-Catalina Cruz es  la asambleísta que representa el distrito 39 en Queens (Jackson Heights, Corona, Elmhurst)