Ya no se soportan: Messi mandó callar a Tite y el técnico de Brasil le respondió

El capitán de Brasil acusa falta de educación del astro argentino por su gesto dirigido al entrenador amazónico

Ya no se soportan: Messi mandó callar a Tite y el técnico de Brasil le respondió
Lionel Messi en el juego efectuado en Arabia Saudita.
Foto: EFE

La selección de Argentina venció el viernes por 1-0 a su similar de Brasil en un amistoso que supuso una pequeña venganza de la Abiceleste luego de aquel polémico juego de semifinales de la Copa América efectuado en Belo Horizonte.

Pero lo más interesante ocurrido en Riad, la capital de Arabia Saudí, no fue un tema de fútbol, sino una fricción entre Lionel Messi, autor del gol, y el entrenador de la Verdeamarelha, Tite.

Tras los reclamos del técnico de que la estrella del FC Barcelona había engañado al árbitro en la marcación del penalti que luego dio lugar a la solitaria anotación, Messi le hizo una seña con su dedo sobre la boca para exigirle silencio. Y Tite le contestó.

La tensión entre Messi y Tite comenzó luego del partido en la Copa América, cuando el crack aseveró que había habido corrupción para que Brasil venciera a Argentina, por lo que el entrenador le pidió que supiera aceptar la derrota y fuera más respetuoso.

Thiago Silva, capitán brasileño, apuntó contra Messi: “Es difícil, porque se habla tanto de educación, de esto y de aquello. Y uno de los jugadores más admirados del fútbol manda a callar a un entrenador. Por más que haya rivalidad, la educación tiene que estar en primer lugar“.

Y agregó el futbolista que juega en el PSG de Francia: “Dio dos pelotazos, y el árbitro no hizo nada. Discutió con el árbitro y éste siguió riéndose. Hay que dejar de lado la admiración. Siempre busca forzar al árbitro a darles situaciones de falta o lanzamientos peligrosos, y siempre actúa de esa manera”.

El zaguero central recordó que Messi no puede sacar ventaja de sus protestas en la Champions League, porque los árbitros ya lo conocen. “Hemos hablado con algunos jugadores que juegan en España y sucede lo mismo, busca controlar el juego, y mediatizar las decisiones del árbitro. En la Champions no tiene esa ventaja porque los árbitros son más duros. No lo ves tratando de mandar tanto. Hay árbitros, que por admiración, comienzan a ponerse de su lado. Como no teníamos a Neymar a nuestro lado estábamos en desventaja”.