La resistencia hispana a través del arte llega al Museo del Barrio

Nueve artistas latinoamericanos expresan su postura social y política en forma creativa

La resistencia hispana a través del arte llega al Museo del Barrio
La peruana Claudia Martínez Garay reinventa la iconografía de luchas sociales en América Latina.
Foto: Jesús García

Cuando asumió como director del Museo del Barrio, Patrick Charpenel, traía bajo el brazo un proyecto que buscaba empoderar a la comunidad hispana a través del arte, mostrar su posición social y política ante momentos álgidos en los Estados Unidos. La exhibición “Un énfasis en la resistencia” (“An Emphasis on Resistance”) logra poner algunos puntos en las íes sobre la lucha social, la sobrevigilancia de los gobiernos y cómo objetos cotidianos pueden controlar a un ser humano.

Charpenel confirmó en entrevista que su objetivo es mantener “abiertos los micrófonos” de montajes provenientes de diversas voces, como lo muestra la exposición realizada en cooperación con la Fundación de Arte Cisneros Fontanals (CIFO), que trae obras de artistas galardonados en tres categorías: “Premio al logro” para Cecilia Vicuña (Chile); “Artistas de mitad de carrera” con trabajos de Leyla Cárdenas (Colombia), Ana Linnemann (Brasil), Yucef Mehri (Venezuela) y Nicolás Paris (Colombia), y “Artistas emergentes” con la presentación de Susana Pilar Delahante (Cuba), María José Machado (Ecuador), Claudia Martínez Garay (Perú) y Oscar Abraham Pabón (Venezuela).

“Me parece que cuando hablamos de lo latino, lo latinoamericano en Estados Unidos, debemos entender que están conectados, que son dos centros efervescentes, vibrantes, de producción cultural”, destacó Charpenel. “Es resistencia abordado de distintas formas”.

El videomontaje de Leyla Cárdenas sobre vestigios. / FOTO: JESÚS GARCÍA

Puede haber muchas interpretaciones sobre el montaje integral, pero habrá algunas en particular sobre cada obra. Charpenel reconoce que las diferencias entre cada artista se unieron en un mismo espacio sin perder su esencia.

Ella Fontanals-Cisneros, fundadora y presidenta honoraria de CIFO, concuerda con esa visión y asume que la concepción de la “resistencia” puede ser muy amplia, tanto política como social, pero también a un nivel muy personal. Ella hace una analogía al proceso tardío en los Estados Unidos de ver el arte latinoamericano, reticencia a ver “el tesoro escondido”.

“Ha habido resistencia por muchos años en Estados Unidos… para ellos Latinoamérica era un tesoro escondido. No tenían idea de lo que podríamos hacer los latinoamericanos como artistas, a lo mejor (una posición) ingenua… ahora esa resistencia se ha roto”, expresó.

Patrick Charpenel, director del Museo del Barrio, y Ella Fontanals-Cisneros, fundadora de CIFO. FOTO: / JESÚS GARCIA

La organización con sede en Miami decidió realizar sus exhibiciones en varios países, no solamente en Florida, a fin de ampliar la promoción de estos creadores, y es la primera vez que llega a Nueva York.

“Nuestra misión es siempre promover al artista… tener la oportunidad de enseñar su obra en otras partes del mundo”, acotó la promotora artística.

Los autores utilizan distintos materiales y estilos para la concepción de su obra, como el caso de Vicuña, quien utiliza lana, para explorar la conexión entre el mundo espiritual y el cosmos, pero mostrando la fragilidad del mundo, como la desaparición de los glaciares.

Cárdenas, en cambio aprovecha el video para profundizar en las ruinas arquitectónicas de las ciudades, mostrando su transformación social y cómo el olvido también las deja en ruinas.

No hay una ruta para explorar la muestra, el visitante puede escoger su propio camino y descubrir las conexiones y la representación de “resistencia” del artista.

Quizá la postura más política es la de Merhi, quien utiliza documentos del Centro de Detección de Terroristas (TSC), obtenidos por la Ley de Libertad de Información (FOIA) –por él o activistas–, para tapizar varios muros que dan cuenta de las historias de extranjeros que han sido marcados por el gobierno de los Estados Unidos como un peligro. “No Fly Security” es una instalación inmersiva, es expectador se ve obligado a leer y cuestionar aquello que permanece oculto en los documentos sellados.

El venezolano Mehri muestra documentos FOIA de una “lista negra” sobre extranjeros. / FOTO: JESÚS GARCÍA

“Aborda una lista que se llama ‘no fly list’ (‘lista de no vuelo’), que es la lista que es manejada por el FBI y en esa lista se han ido añadiendo los nombres de personas que supuestamente atentan contra la seguridad de los Estados Unidos y que por muy mala fortuna han incluido el nombre de personas que no tienen ningún tipo de vínculo con ninguan actividad delictiva”, destaca el artista en entrevista. Cada montaje de esta obra es único, porque nunca son los mismos documentos.

También destaca “Casa de resonancia” (“Resonance House”) del artista emergente venezolano Oscar Abraham Pabón, quien interviene un piano de cola utilizando materiales reciclados, como si fuera una vivienda informal.

Los trabajos podrán disfrutarse hasta el 2 de febrero de 2019.

En detalle