Hispano sobrevivió a colapso de edificio, pero podría no salvarse de ser deportado por ICE

Abogados acusan que el inmigrante es testigo clave en demanda contra constructores
Hispano sobrevivió a colapso de edificio, pero podría no salvarse de ser deportado por ICE
ICE podría deportar el lunes al inmigrante.
Foto: (Suministrada / ICE)

Delmer Joel Ramírez Palma, un trabajador metalúrgico de 38 años sobrevivió al colapso de un edificio en el que había estado trabajando cerca del Barrio Francés de Nueva Orleans.

Logró salvar su vida saltando entre pisos mientras la estructura de 18 pisos se derrumbaba a su alrededor. Eso le dejó daños físicos, como intensos dolores de cabeza, dolor de espalda extremo, insomnio y signos de shock, dice su familia.

Dos días después, mientras se relajaba pescando en un refugio nacional de vida silvestre, personal de Pesca y Vida Silvestre lo interrogaron y luego llamaron a la Patrulla Fronteriza.

Su esposa, Tania Bueso, se sorprendió cuando la llamó y dijo que los agentes federales de inmigración lo arrestaban para ser deportado, informó The Washington Post.

Su historia es un de las varias que surgieron tras el colapso del que sería un hotel de Hard Rock, un desarrollo de $85 millones que, sin embargo, tenía problemas serios de seguridad, y Ramírez Palma había alertado a sus supervisores de ello.

Sus abogados creen que el trabajador de la construcción es atacado por su testimonio, ya que la empresa constructora enfrenta múltiples demandas por el colapso.

“No creo en las coincidencias”, dijo Homero López Jr., profesor de derecho de la Universidad de Tulane que representa a Palma. “Definitivamente parece que lo están atacando”.

Hay un temor de que Ramírez Palma pueda ser deportado tan el lunes.

“Esta es una de las consecuencias invisibles de la represión agresiva de la administración Trump contra los inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos, de los cuales 8 millones están en la fuerza laboral”, señala el Post. “Estos arrestos no solo separan a las familias, como la de Palma, sino que envían un mensaje de que los inmigrantes no están protegidos, incluso si han sido testigos de mala conducta en el trabajo… Y eso significa que las personas que los explotarían (en sitios de construcción, en cocinas, en granjas y en fábricas) tienen más poder”.

Se recuerda a todos los inmigrantes indocumentados que tienen derechos laborales, por lo que se sugiere asesorarse con abogados.