Racistas desfiguran rostros de actriz y modelo latina en pelea en bar en Nueva York

Jennifer Agostini y Prendinellys García dicen que fueron golpeadas e insultadas por ser blancas

Jennifer Agostini, actriz de cine y TV, y su amiga modelo Prendinellys García denunciaron que fueron atacadas brutalmente por un grupo racista de delincuentes en un bar en Midtown Manhattan (NYC) el fin de semana.

Ambas presentaron una demanda que busca obligar al “Sky Room Times Square” a presentar las imágenes de vigilancia del ataque.

Agostini (43) y García (47) dicen que gastaron casi $1 mil dólares en ese lugar al celebrar el cumpleaños de un amigo y se marcharon alrededor de las 3 a.m. del domingo, según su demanda en la Corte Suprema de Manhattan.

Al retirarse del club ubicado en 330 West 40th Street, un grupo de 10 a 15 personas les gritaron insultos racistas contra los blancos y las golpearon contra el suelo.

“Fue una estampida cuando nos íbamos (…), no puedo decirte cuántas personas” eran, dijo Agostini a New York Post mostrando fotos de sangre y heridas en su rostro.

La actriz dijo que comenzaría a trabajar en la producción televisiva “Brooklyn Ties”, algo que ahora se ve comprometido. “Soy un personaje principal de la serie en marzo, y ahora tengo que ir a ver a numerosos cirujanos plásticos, y también tengo que volver al centro de conmoción cerebral para hacer una resonancia magnética en mi cabeza”.

“Fui empujada al suelo y ocho individuos saltaron sobre mí y me agredieron brutalmente. Tengo cinco puntos en mi cabeza. Todo mi ojo está cerrado. Voy a tener numerosas cicatrices en la cara”, dijo Agostini.

“Estas son mujeres hermosas y sus caras están distorsionadas”, denunció el esposo de García, Cal Stuart.

Agostini y García dicen que no saben exactamente por qué estalló la pelea.

El incidente aparentemente se desencadenó cuando una de sus amigos intentó volver a la barra por una tarjeta de crédito olvidada después de que el grupo se había ido, según documentos judiciales.

Alguien empujó a la mujer, y entraron en una disputa verbal. “De repente, de 10 a 15 personas nos saltaron”, dijo Stuart, quien dijo que nunca presentaron un informe policial.

García agregó: “Tengo un ojo morado. He tenido muchos dolores de cabeza. Me duele todo el cuerpo. Me estaban golpeando y pateando”.

La demanda es contra la compañía matriz de Sky Room, The Sky Bar Times Square Inc., y otras dos empresas.

Sky Room no respondió de inmediato las solicitudes de comentarios de la prensa.