Legislador republicano confesará mal uso de sus fondos de campaña “por tres razones”

Duncan Hunter es uno de los políticos que primero apoyó a Donald Trump
Legislador republicano confesará mal uso de sus fondos de campaña “por tres razones”
El político está acusado de malversar 250,000 dólares de la campaña electoral.
Foto: JIM LO SCALZO / EFE/EPA

El representante republicano Duncan Hunter de San Diego, California, se declarará culpable de al menos un cargo de malversación de sus fondos de campaña.

Hunter, uno de los republicanos que primero apoyó a Trump, fue acusado de malversar 250,000 dólares de la campaña electoral para gastos personales como comestibles, videojuegos, comidas caras y visitas a su dentista familiar. Su juicio estaba programado para el 22 de enero de 2020 pero prefiere no exponerse públicamente “por tres razones. Y esas tres razones son mis hijos”.

El republicano cree que el juicio podría ser muy doloroso para su familia, especialmente para sus hijos pequeños. “Creo que deben vivir fuera del centro de atención”.

Según la acusación, tanto Hunter como su esposa Margaret usaron deliberadamente los fondos de campaña “para su propio beneficio y disfrute personal“. Margaret, que fue la jefa de campaña, ya se declaró culpable y accedió a declarar contra el político.

Los fiscales también alegaron que ambos habían denigrado a los militares al decir que sus gastos personales eran obsequios para veteranos heridos. Durante un viaje a Hawai en 2015, Hunter dijo supuestamente a su mujer que se iba a “comprar mis pantalones cortos hawaianos” pero que se había quedado sin dinero. Margaret le aconsejaría que se los comprara en una tienda de golf para luego hacer pasar la adquisición como “unas pelotas para los guerreros heridos”, según se lee en la acusación.


Nancy Pelosi lanza en Europa otro “férreo” desafío a Trump que lo deja en evidencia ante el mundo

Duro revés de la justicia a Trump en su intento de reanudar la pena de muerte federal

Joven llega armado a escuela y policía lo termina enfrentando a balazos