Robo de identidad dejó 4 detenidos por organizar crueles peleas de perros en Nueva York

También enfrentan cargos por drogas y armas
Robo de identidad dejó 4 detenidos por organizar crueles peleas de perros en Nueva York
Animales enjaulados decomisados
Foto: captura pix11

Cuatro hombres fueron acusados ​​de operar una red de peleas y de abusar docenas de perros en el transcurso de aproximadamente un año, dijeron el viernes las autoridades.

Los sospechosos son: ​​José Rivera, también conocido como “Gator”, de 55 años; Evans Fuentes, “Hustle”, “Flacco” (39); Benito Gittens (46); y Edward Johnson, “Big Myke”, “Myke” (37).

Fueron acusados ​​de conspiración, así como de varios cargos relacionados con peleas de animales y la falta de suministro de alimentos y bebidas adecuados para los animales confiscados. También enfrentan cargos adicionales por drogas y armas.

La investigación comenzó como una operación dirigida por la Oficina de Robo de Identidad y Cibercrimen del DA, informó Pix11.

La pesquisa a largo plazo descubrió la crueldad animal, por la que fueron incautados 29 canes, junto con múltiples “cintas de correr para perros, ‘palos rotos’ diseñados para abrir las mandíbulas, chalecos y collares pesados ​​y más”, según un comunicado del fiscal de distrito (DA) de Manhattan.

Las autoridades dijeron que dos de las peleas de perros tuvieron lugar en El Bronx, mientras que los perros eran mantenidos y entrenados en Washington Heights, Central Harlem, Middletown y Uniondale.

Uno de los hombres, Gittens, también estaba empleado en una clínica, pero no era un técnico veterinario con licencia estatal, dijeron las autoridades.

Realizó tratamientos médicos en los perros para que pudieran luchar aún heridos, y sacrificó a los que estaban demasiado lesionados para recuperarse. Otro acusado, Rivera, entrenó perros en el edificio de Washington Heights donde era superintendente.

En el apartamento de Fuentes en Harlem se guardaban y manejaban perros durante las peleas, dijeron las autoridades. En tanto Johnson coordinó riñas y les dio animales a Fuentes y Rivera para que fueran entrenados.

La oficina del fiscal de distrito de Manhattan, NYPD y la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad Animal (ASPCA) se encargaron de la investigación, la incautación y el tratamiento.