Se escapó 3er niño sospechoso por alumna apuñalada en parque; alcalde critica comentario policial sobre marihuana

Es una "especulación pública irresponsable", dijo la familia de la joven
Se escapó 3er niño sospechoso por alumna apuñalada en parque; alcalde critica comentario policial sobre marihuana
NYPD mantiene cerrado el acceso a la escalera del crimen
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

Una cacería humana se activó ayer en Harlem, luego de que se escapara un niño de 14 años, el tercer sospechoso en el asesinato brutal de la alumna Tessa Majors (18) en el parque Morningside del Alto Manhattan.

Se esperaba que el joven no identificado se presentara ayer en la policía con su abogado para ser interrogado en relación con el asesinato, pero se escabulló, dijeron fuentes policiales a NBC News.

NYPD lo está buscando en el área cerca de 125th Street y Park Avenue en Harlem. Según reportes, fue visto por última vez corriendo en la calle ayer por la tarde. La búsqueda ha sido intensa, a pie e incluso con helicópteros de la policía.

También ayer, tanto el alcalde Bill de Blasio como la familia de la joven apuñalada durante un supuesto robo, criticaron los comentarios de un líder policial, quien el fin de semana afirmó que al momento del ataque Majors estaba en el parque comprando marihuana.

“Los comentarios del presidente de la Asociación de Benevolencia de la Policía (PBA), Ed Mullins, nos parecen profundamente inapropiados, ya que intencionalmente o no culpan a Tess, una joven, de su propio asesinato”, dijo la familia Majors el lunes.

“Le pediríamos al Sr. Mullins que no participe en una especulación pública tan irresponsable, tal como la policía de Nueva York le pidió a nuestra familia que no hiciera comentarios mientras lleva a cabo la investigación”.

En un comentario aparte, el mismo domingo el alcalde De Blasio también cuestionó a Mullins, a través de su cuenta Twitter.

“No avergonzamos a las víctimas en esta ciudad”, escribió en respuesta a los comentarios de Mullins. “Piensa en los padres de Tessa, sus amigos. Esto es descorazonado. Es irritante”.

Tres adolescentes de apenas 13 y 14 años de edad, todos compañeros de una escuela cercana, han sido señalados por el asesinato. Dos de ellos ya están detenidos.