Estos son los momentos más absurdos de la política de Estados Unidos en 2019

Fin de año: hora de mirar hacia el lado más ligero de las campañas, los candidatos y los funcionarios electos, incluido el presidente

Estos son los momentos más absurdos de la política de Estados Unidos en 2019
Trump habla con periodistas sobre el huracán Dorian en septiembre de 2019.
Foto: White House

En 2019 hubo muchas historias políticas que podemos calificar como risibles, absurdas, ridículas, de comedia negra, claramente chifladas o incluso simplemente tontas.

Cada año, la Unidad Política de NBC News hace todo lo posible para reunir el comportamiento humano más absurdo y extraño del año por parte de los funcionarios electos de Estados Unidos.

Porque a medida que la década llega a su fin, a todos nos puede beneficiar una sonrisa o incluso una carcajada. Estos son algunos de nuestros sucesos favoritos, en orden cronológico a partir del pasado enero:

Beto O’Rourke va al dentista

A principios de 2019, la presencia viral en las redes sociales de Beto O’Rourke y su antagonismo con el senador Ted Cruz, republicano de Texas, en la carrera por el Senado de 2018, le había dado a sus fanáticos demócratas muchas razones para sonreír. Después de todo, había alegría en sus travesuras de Instagram, como andar en patineta por un estacionamiento de Whataburger o comer guacamole.

Pero su video público de un viaje al dentista dejó a la mayoría de sus seguidores perplejos, por revelar mucho más de lo que necesitan saber.

Ocho meses después de que el aspirante presidencial declarara que había nacido para estar en esto, abandonó su carrera por la Casa Blanca.

Ted Cruz se comió al hijo de ese tipo

No puedes culpar a Cruz por tratar de tener sentido del humor sobre, bueno, él mismo. Después de todo, no todos los senadores de los Estados Unidos enfrentan conspiraciones alegando que él es el Asesino del Zodiaco o que su padre mató a JFK (el último rumor fue, por supuesto, alimentado por el mismo presidente al que Cruz ha vinculado irrevocablemente su destino político. ¡Vaya ironía!).

Pero la respuesta de Cruz a un meme particularmente absurdo, con su foto y el texto “este hombre se comió a mi hijo”, puede haber sido, eh, alarmante para aquellos que no estaban al tanto de la broma.

“¡Estaba delicioso!”, respondió Cruz.

Toda la diversión se perdió inmediatamente después de que los enemigos y fanáticos de Cruz se lanzaron a una discusión en Twitter sobre la broma. ¿Le damos puntos al senador por intentarlo?

John Delaney no tiene tiempo para la diversión

John Delaney está teniendo un año muy serio. Ha estado gastando su tiempo y considerable riqueza personal para la nominación demócrata, con muy poco que demostrar.

Entonces, tal vez no debería sorprendernos que su turno en el tobogán gigante de la Feria Estatal de Iowa no haya producido exactamente la alegría infantil que podría desatar en una persona menos seria.

Esa cosa que es Groenlandia

Cuando las futuras generaciones pregunten sobre la era de Trump en la política estadounidense, los sabios políticos viejos contarán la historia de la época en que el presidente de Estados Unidos sugirió comprar el territorio danés semiautónomo y cubierto de hielo de Groenlandia.

Trump comparó la transacción con un “gran negocio inmobiliario”, que provocó una disputa transatlántica y que a su vez resultó en la cancelación abrupta de su visita de estado a Dinamarca.

¿Lo recuerdas? Porque sí sucedió.

La pluma Sharpie y el mapa de la tormenta

El presidente mostró un mapa de los supuestos “escenarios” de la tormenta Dorian. White House

Esos viejos sabios políticos también contarán la historia de la época en que el presidente de los Estados Unidos mostró un mapa manipulado de una tormenta mortal – el huracán Dorian- que se avecinaba, torpemente alterada con un Sharpie – según se dice por él mismo-, porque estaba en una disputa con un puesto de Alabama del Servicio Meteorológico Nacional. 

Rudy Giuliani no puede dejar de llamar a la gente

Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump, ha pasado mucho tiempo en su iPhone este año (también ha pasado un tiempo con dicho iPhone en un bar Apple Genius después de olvidar su contraseña).

Pero resulta que algunas de sus propias llamadas telefónicas ocurrieron sin el conocimiento del mismo Giuliani.

El reportero de NBC News, Rich Schapiro, escribió en octubre que recibió DOS llamadas accidentales por separado, en las que se podía escuchar a Giuliani decir frases como “el problema es que necesitamos algo de dinero”.

Para no quedarse atrás, algunos de los periodistas más destacados de la nación intervinieron para decir: “Sí, yo también he recibido una codiciada llamada accidental de Rudy. Pero nunca una tan buena”.

Demostraciones de fuerza

Al parecer, Joe Biden tiene algo con desafiar a las personas a concursos de demostración de fuerza.

Cuando se le preguntó sobre su edad en julio, bromeó diciendo que se enfrentaría encantado con Trump.

Pero el estado de ánimo no fue tan ligero más adelante en el año, después de que un hombre de Iowa de 83 años en un evento del ayuntamiento cuestionara agresivamente la edad de Biden y los negocios de su hijo Hunter Biden con Ucrania.

“Eres un maldito mentiroso, hombre”, respondió un enojado Biden, antes de sugerir un concurso de pulso o una competencia a correr. (Se debatió más tarde si Biden también acusó al hombre de ser gordo).

Para ser justos, Biden no es el único candidato presidencial de 2020 que ha reflexionado sobre desafiar a un rival a una demostración de fuerza.

En agosto, el aspirante presidencial demócrata Andrew Yang dijo que desafiaría a Trump a “cualquier hazaña física o mental bajo el sol”. Más tarde agregó una excepción: “Si hubiera un globo de aire caliente que se elevara y necesitaras tratar de mantenerlo en el suelo, él sería mejor que yo en eso. Porque está muy gordo”.

Hora de descargar el inodoro

Cuando las futuras generaciones pregunten sobre la era de Trump en la política estadounidense, los sabios políticos viejos y resentidos antes mencionados seguramente no olvidarán la historia del momento en que el presidente dijo esto sobre los inodoros:

“Tenemos una situación en la que observamos (…) los lavabos y duchas y otros elementos de los baños donde abre el grifo, en áreas donde hay enormes cantidades de agua, donde el agua se precipita hacia el mar (…) Y no obtienes agua. Abres el grifo; no tienes agua. Se duchan y sale agua goteando. Está goteando, goteando muy silenciosamente. Las personas están descargando los inodoros 10 veces, 15 veces, en lugar de una vez. Terminan usando más agua. Entonces, la EPA está analizando eso muy enérgicamente, siguiendo mi sugerencia”.

Por Carrie Dann