¿Consumir grasas altera el reloj biológico?

Las alteraciones de nuestro reloj biológico pueden ser graves para nuestra rutina

¿Consumir grasas altera el reloj biológico?
Foto: Shutterstock

Sabemos que una dieta rica en grasas es mala para la salud, pero, ¿comer grasas y calorías en exceso incide en nuestro descanso y sueño? Hablaremos sobre una investigación que apunta a esto, y también de los inconvenientes de tener un reloj biológico alterado.

La investigación con ratones

Un experimento con ratones efectuado por un investigador de la Universidad de Northwestern en Chicago, concluyó que una dieta rica en grasas no solamente es mala para el corazón, sino que también puede alterar negativamente el reloj biológico o corporal.

Por dos meses, Joe Bass, autor principal del trabajo mencionado, tomó dos grupos de ratones y aplicó una dieta rica en grasas y calorías en uno, y una dieta regular en el otro.

Dos semanas después, el grupo de ratones que tenían la dieta la primera de las dietas empezaron a mostrar cambios espontáneos de alimentación y descanso, como comer durante los periodos donde ellos normalmente dormirían.

Inconvenientes de un reloj biológico alterado

Cómo sabrás, el reloj o ritmo biológico es un mecanismo interno de todos los seres vivos que nos ayuda a orientarnos en el tiempo. No estamos hablando de una máquina en el sentido clásico, sino el conjunto de todas las funciones vitales que desarrollan y diseñan el ritmo de la vida.

Uno de los problemas principales de tener un reloj biológico alterado es que altera por completo la rutina que has diseñado y preparado para enfrentar el día a día porque el reloj biológico organiza las actividades orgánicas de nuestro cuerpo.

Por ejemplo, un reloj biológico alterado puede hacernos sentir hambre en las horas donde habitualmente dormíamos, o hacernos sentir somnolientos a la hora del almuerzo.Aquí vemos cómo dos funciones importantes, la alimentación y el descanso, son desnaturalizados.

“Recalibrar” un reloj biológico no lleva un esfuerzo muy grande dependiendo de cuánto se haya alterado en primer lugar. Por otro lado, si el cambio es muy grave, puede que necesites de ayuda médica para retomar tu ritmo anterior.

La información suministrada por la investigación sobre ratones puede dar ciertas luces sobre cómo funciona su reloj biológico, pero su equivalencia en el organismo humano es aún incierta.