El quarterback mexicano Luis Pérez está listo para su siguiente aventura: la XFL

El mariscal que ya ha pasado por tres equipos de la NFL espera una liga profesional con estilo colegial

El quarterback mexicano Luis Pérez está listo para su siguiente aventura: la XFL
Luis Pérez y los Wildcats jugarán en Carson.
Foto: LA Wildcats/XFL

Luis Pérez será quarterback profesional en Los Ángeles después de todo.

Un año y medio después de haberse puesto el casco de Los Angeles Rams y luego de haber pasado por otros dos equipos de la NFL, el hombre nacido en San Diego hijo de inmigrantes mexicanos está ante su oportunidad más sólida de triunfar como profesional.

Pérez se alista para ser el mariscal de campo del equipo Los Angeles Wildcats, uno de los ocho conjuntos con los que este mes de febrero renacerá la XFL, una liga propiedad del magnate de la lucha libre Vince McMahon.

“No ha sido fácil”, admite Pérez acerca de su camino en el fútbol americano profesional luego de haber brillado en la División II de la NCAA, donde fue premiado como el jugador más destacado de la campaña 2017.

Los Rams lo firmaron como agente libre en mayo de 2018 e hizo el campo de entrenamiento al lado de Jared Goff y el coach Sean McVay, incluso jugó en el partido final de la pretemporada, pero el equipo le dio las gracias.

Ya en 2019, fue contratado para la nueva liga AAF para ser el quarterback del equipo Birmingham Iron, pero el circuito suspendió operaciones en plena temporada inaugural. Luego se probó con los Eagles de Philadelphia y los Lions de Detroit.

Todo ese cúmulo de experiencias le ha ayudado a Luis a estar más preparado y listo para responder a la confianza que le han otorgado el entrenador en jefe Winston Moss y el coordinador ofensivo Norm Chow.

“Estoy súper emocionado, poder estar aquí a dos horas de mi casa. Mis entrenadores, los coaches Moss y Chow, con la historia que ellos tienen”, comenta el jugador de 25 años de edad. “El coach Moss trabajó con Aaron Rodgers, que es mi quarterback favorito, y el coach Chow con Philip Rivers y muchos otros grandes”.

La presidenta Heather Brooks y el coach Winston Moss. /LA Wildcats/XFL
La presidenta Heather Brooks y el coach Winston Moss. /Will Navarro/LA Wildcats/XFL

Los Wildcats jugarán sus partidos en el íntimo Dignity Health Sports Park de Carson, el hogar del LA Galaxy de la MLS que fue utilizado las anteriores tres campañas por Los Angeles Chargers. Por cierto, Luis considera un honor jugar en la misma cancha donde lo hizo Philip Rivers, el quarterback al que creció mirando en su natal San Diego.

Los otros equipos de la XFL son New York Guardians, DC Defenders, Tampa Vipers, St. Louis Battlehawks, Houston Roughnecks, Dallas Renegades y Seattle Dragons. La liga se distinguirá por reglas dirigidas a hacer los partidos menos largos, menos pausados y más emocionantes.

“Yo pienso que se va a jugar más o menos como colegial pero con el talento de NFL, así me lo imagino”, dice Pérez. “Todos los receptores, corredores, alas cerradas y quarterbacks van a tener speakers en el casco, entonces cada vez que el coach diga una jugada no necesitamos hacer el ‘huddle’… Va a haber más jugadas, va a ser más rápido el ritmo y creo que va a ser muy bueno”.

El quarterback aclaró que la XFL no se parecerá a la ahora difunta AAF, empezando por la promesa de que esta liga tiene la solidez económica para quedarse.

“Las ligas son totalmente diferentes, lo único similar es que van a jugar en la primavera, es lo único, pero cómo se va a jugar, de dónde va a venir el dinero, es una gran cosa. Vince McMahon trae todo el dinero, es dueño de la WWE“, confía Pérez.

“Cada vez que entras a una nueva liga siempre atrás de tu cabeza hay un porcentaje chiquito de que a lo mejor no la vas a hacer, pero yo como jugador no puedo pensar en eso porque a lo mejor no entro al cien por ciento; no puedes entrar a una liga nueva pensando que a lo mejor no se va a hacer”, explica.

Luis Pérez tiene confianza en poder triunfar junto a un plantel con mucha experiencia en la NFL. Pero no oculta su intención de seguir aprendiendo para poder regresar a la NFL y por ello él aprecia todas estas experiencias, incluyendo compartir vestidor con Jared Goff, trabajar bajo la supervisión de los entrenadores Sean McVay (Rams) y Zac Taylor (Bengals), o darle el ovoide al corredor Trent Richardson con el Birmingham.

“Ya estoy más cómodo jugando la posición a un nivel más alto y he aprendido muchísimo: cómo tirar el balón en cuántos pasos, cómo leer jugadas, pero lo más importante es la experiencia de poder estar en esas situaciones, como cuando estuve en Philadelphia con Carson Wentz y luego en Detroit con Matthew Stafford”, dice. “Y creo que esta liga me va a dar esa experiencia para poder dar ese paso para llegar hasta la NFL”.

Un vistazo a la XFL

– La liga será inaugurada el 8 de febrero con ocho equipos que disputarán 10 jornadas de temporada regular y dos de playoffs.

– Los equipos son Los Angeles Wildcats, Houston Roughnecks, Dallas Renegades, Seattle Dragons, New York Guardians, DC Defenders, Tampa Vipers y St. Louis Battlehawks.

– Se espera un ritmo de juego muy rápido, sin muchas pausas en el reloj, haciendo que los partidos duren alrededor de dos horas.

– Los partidos serán trasmitidos cada semana por las grandes empresas de televisión (FOX, ABC, ESPN y FS1).

– Los boletos para los juegos serán muy bajos en comparación con la NFL; para ver a los LA Wildcats se podrán comprar cuatro por $100.