Tres indocumentados quedan aferrados en lo alto del muro fronterizo

Bomberos utilizaron una grúa para poder bajarlos ante la peligrosa situación en la que se encontraban
Tres indocumentados quedan aferrados en lo alto del muro fronterizo
Bomberos rescatan a migrantes atrapados en el muro.
Foto: Cortesía CBP

Al intentar cruzar hacia Estados Unidos por encima del muro fronterizo, tres migrantes indocumentados se quedaron aferrados en lo alto de los barrotes al no poder bajar debido al peligro que representaba por lo que tuvieron que ser rescatados por personal del Departamento de Bomberos de San Diego, en California.

El incidente se registró la noche del domingo 5 de enero en el sector de Otay Mesa por donde los tres indocumentados subieron los 30 pies de altura del muro fronterizo utilizando una escalera y aprovechando la espesa neblina para tratar de pasar desapercibidos.

Sin embargo, al estar arriba no pudieron bajar debido a lo resbaladizo que estaban los barrotes de acero a causa de la misma neblina, por lo que decidieron agarrarse fuertemente en espera de ayuda, ya que los ‘coyotes’ que facilitaban el cruce decidieron abandonarlos a su suerte, según el reporte de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Rescate en el muro

Muro fronterizo
Rescatados con grúa. / Foto: Cortesía CBP

Peligro en las alturas

Agentes de la Patrulla Fronteriza los descubrieron minutos después y al percatarse del riesgo que corrían llamaron a los bomberos para rescatarlos.

Los bomberos utilizaron una de sus grúas para bajar sanos y salvos a los tres indocumentados, un hombre de 36 años de edad y dos mujeres de 20 y 18 años.

Los tres dijeron ser mexicanos y no tener documentos migratorios para ingresar a Estados Unidos, indicó CBP, por lo que fueron llevados a una estación de la Patrulla Fronteriza para ser procesados para su deportación.

Estos tres fueron muy afortunados de no haber caído desde lo alto del muro, lo cual habría resultado en serias lesiones o muerte“, declaró Aaron Heitke, jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector de San Diego. “Estos peligros no son consideraciones importantes para los contrabandistas, quienes ponen más énfasis en las ganacias que en la seguridad”.