Descubre las consecuencias que los cambios bruscos de temperatura producen en tu salud

¿Son tan graves los cambios de temperatura a tal punto de afectar tu salud?
Descubre las consecuencias que los cambios bruscos de temperatura producen en tu salud
Foto: shutterstock

Muchas veces nos enfermamos sin saber el motivo o la razón concreta. Si esto te pasa a menudo, es posible que se deba a los cambios bruscos de temperatura. Y es que cuando cambiamos de un clima cálido a uno frío, y viceversa, nuestra salud se resiente.

Cómo afecta a tu salud el cambio de temperatura

Los cambios en el clima afecta la regulación de la temperatura corporal, llegando a modificar algunas funciones fisiológicas. Por lo que afecta y modifica la capacidad del organismo para combatir enfermedades y virus.

En el caso de las temperaturas altas, estas son propicias para los problemas gastrointestinales. Pero las temperaturas bajas favorecen la aparición de problemas respiratorios y cardiovasculares.

Es importante tener cuidado con los cambios de temperatura para evitar grandes riesgos, ya que algunas enfermedades pueden ser mortales.

Cuidado con el frío

resfriado
Foto: Shutterstock

Uno de los problemas que ocasiona el frío es la vasoconstricción. Consiste en que los vasos y las arterias se contraen, produciendo el aumento de la presión arterial y del ritmo cardíaco. También afecta las fosas nasales, provocando una mucosidad más densa de lo normal.

Según un artículo de as.com, quienes tienen problemas cardiovasculares son más propensos a sufrir infartos durante la temporada de invierno, por eso deben cuidarse mucho, estar en un ambiente cálido y evitar los cambios bruscos de temperatura.

Otro riesgo es que debido a que las vías nasales se tapan, las capacidades de erradicar los virus sin un tratamiento adecuado son pocas. Además, permanecer en lugares cerrados como colegios, oficinas y otros sitios hace que crezca el riesgo de contagio.

Así, virus como la gripe, o enfermedades como la neumonía, son más fáciles que se propaguen y generen otros malestares, como dolor corporal y óseo. Y en el caso de las personas que fuman, los riesgos son aún mayores.

En vista de todo esto, asegúrate de estar bien abrigado, evitar los cambios bruscos de temperatura, y para reforzar las defensas, puedes tomar infusiones naturales y consultar con tu médico.