Inmigrantes neoyorquinos que enfrentan deportación tendrán derecho a un abogado

El senador Brad Hoylman y la asambleísta Catalina Cruz presentan en la ‘Legislatura el proyecto de Ley de Acceso a la Representación’

NUEVA YORK.- Los neoyorquinos indocumentados que no pueden pagar la representación legal en un caso de inmigración, podrán tener derecho a un abogado si prospera en la Legislatura estatal un proyecto de ley presentado en ese sentido.

La propuesta legal fue elaborada entre el Colegio de Abogados del Estado de Nueva York (NYSBA) y la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC), y es patrocinada por el senador Brad Hoylman (D / WF-Manhattan) y la asambleísta Catalina Cruz (D-Queens).

 La iniciativa surge mientras la política de deportación de la administración Trump continúa expandiéndose, con un 80% más de órdenes de deportación recibidas en 2019 en comparación con el año anterior en Nueva York.

“Para un inmigrante que enfrenta la deportación, tener un abogado en su caso puede ser la diferencia entre quedarse en Nueva York o estar separado de su familia: el 78% de los inmigrantes con abogados ganan sus casos, mientras que solo el 15% de los inmigrantes sin Los abogados tienen éxito”, declaró el senador Hoylman.

Hoylman que representa el Distrito senatorial 27 de Manhattan añadió que la Ley de acceso a la representación y, “brindará el debido proceso a todos los neoyorquinos y agregará algo de justicia a nuestro injusto sistema de inmigración”.

Un freno a deportaciones

Bajo la administración Trump, más neoyorquinos corren el riesgo de ser deportados que nunca. En 2019 hubo un 80% más de órdenes de deportación en comparación con el año anterior, y las detenciones de ICE y la Patrulla Fronteriza aumentaron un 25% entre 2017 y 2018.

“Todos los días, miles de inmigrantes en todo el estado enfrentan la posibilidad de deportación sin el debido proceso legal y una oportunidad significativa para ser escuchados. Nuestra nación fue y está construida sobre sus espaldas, y ellos han construido sus vidas sobre las promesas de nuestra nación. Sin embargo, si no pueden pagar un abogado, se les deja luchar por su cuenta contra un complejo sistema de inmigración”, dijo la asambleísta Cruz.

Cruz, de ascendencia colombiana y con un título de abogada comentó que, si bien la ley de inmigración es de naturaleza civil, las consecuencias de violar la ley son las mismas que enfrentan los acusados ​​criminales: pérdida de libertad, separación forzada de la familia o, peor aún, la muerte cuando se les obliga a regresar a un país que persigue su propia existencia.

“Nuestro proyecto de ley busca corregir este error asegurando que las promesas hechas por nuestra Constitución se brinden a todos, no solo a aquellos que pueden pagarlo”, insistió la asambleísta.

Hank Greenberg, presidente de la Asociación de Abogados del Estado de Nueva York, dijo que esa organización tiene una larga tradición de abogar por un trato justo y la igualdad de acceso a la justicia para todos.

“En junio pasado, nuestra Cámara de Delegados aprobó una resolución que exige una legislación para establecer un requisito legal del derecho a un abogado en los procedimientos de inmigración. Aplaudimos al senador Hoylman y a la asambleísta Cruz por abordar esta cuestión de vital importancia e introducir la Ley de Acceso a la Representación”, destacó Greenberg.

Protección a comunidad inmigrante

Entre tanto, la Coalición de Inmigración del Estado de Nueva York (NYIC) a través de su director ejecutivo Steven Choi, observó que es necesaria una acción audaz del Estado de Nueva York para proteger a las comunidades de inmigrantes.

“Hoy en día, más neoyorquinos corren un mayor riesgo de deportación por la voraz vocación de inmigrantes del gobierno de Trump. Del mismo modo que la Constitución garantiza que todos en los procesos de justicia penal tengan un abogado si no pueden pagarlo, a los inmigrantes de Nueva York también se les debe garantizar el acceso a abogados de alta calidad y bajo costo para ayudarlos a luchar por su derecho a seguir siendo neoyorquinos”, dijo Choi.

El titular de la NYIC coincidió en que  el proyecto de Ley de Acceso a la Representación del senador Hoylman y la asambleísta Cruz es la acción audaz que se requiere para proteger a los inmigrantes de Nueva York de los estragos de la máquina de deportación de Trump.

 El escenario actual

Actualmente, los neoyorquinos de bajos ingresos que se enfrentan a la deportación deben confiar en abogados sin fines de lucro o navegar solo en el sistema judicial, mientras se enfrentan a abogados del gobierno que son expertos en el proceso. La Ley de Acceso a la Representación creará un derecho legal a un abogado, basado en la constitución del Estado de Nueva York, para cualquier neoyorquino que se enfrente a la deportación y que no pueda pagar un abogado por su cuenta. Al crear un derecho constitucional a la consejería, esta legislación elimina la incertidumbre en torno a la financiación anual del presupuesto estatal para los servicios legales de inmigrantes, dando a los abogados y a los inmigrantes neoyorquinos la confianza de que cada caso tendrá representación legal a través del largo proceso legal.El acceso a un abogado significa que las personas están completamente informadas sobre su caso, y hace que sea más probable que los neoyorquinos que califican para el estatus legal podrán obtener ese estado.