Madre devastada al ver vídeo de su hija acosada por matones

La niña ya no viaja en el autobús escolar
Madre devastada al ver vídeo de su hija acosada por matones
Imagen de archivo.
Foto: Archivo

El distrito escolar le dijo a una madre de Dallas que le costaría $600 dólares ver un video en el que se mostraba lo que le sucedió a su hija de 5 años en el autobús escolar en noviembre.

Audrey Billings pagó el elevado costo y vio el vídeo. Las imágenes la dejaron devastada.

“Estaba devastada, lloré”, explicó Billings a CNN el jueves.

El video del incidente del 11 de noviembre muestra a la niña de 5 años siendo empujada, tirada, golpeada con un lápiz y agarrada de la cabeza por al menos dos estudiantes en el autobús, durante un período de casi 14 minutos. Se ve cómo la niña de 5 años trata de luchar contra los matones.

La pequeña incluso llama al conductor del autobús varias veces durante el asalto y comienza a llorar mientras continúa siendo golpeada. El conductor del autobús no responde en las imágenes que muestra el video.

Billings, quien vio el video por primera vez el sábado, le dijo a CNN que quiere un cambio importante en la política de intimidación del Distrito Escolar Independiente de Dallas y sus procedimientos para manejar incidentes de intimidación.

La portavoz de Dallas ISD, Robyn L. Harris afirma que “los estudiantes fueron disciplinados de acuerdo con el Código de Conducta del Estudiante”.

“Dallas ISD ha tomado medidas para mejorar nuestros servicios de transporte y garantizar aún más la seguridad de los estudiantes. El distrito ha proporcionado capacitación y monitoreo adicionales. Estamos dedicados a garantizar un ambiente seguro para todos los estudiantes y seguimos comprometidos a cumplir con las expectativas de los padres y la comunidad ”, explicó Harris en un comunicado.

El conductor del autobús fue retirado inmediatamente de la ruta.

Billings contactó al distrito escolar después de que su hija le contara que los estudiantes la estaban lastimando. Billings habló con el director e inicialmente le contó verbalmente lo ocurrido, pero no le mostró las imágenes.

Cuando solicitó que le enviaran videos, le dijeron que tendría que pagar $ 600 dólares por ellos.  Billings pagó y así comprobó cómo fue el ataque a su hija.