Denuncian el encierro de un ‘dreamer’ en celda donde detenidos defecan y duermen en el suelo

Agentes de inmigración lo arrestaron en un retén porque no había renovado DACA
Denuncian el encierro de un ‘dreamer’ en celda donde detenidos defecan y duermen en el suelo
Bryhan Andrade Rojas.
Foto: Jordan Beck / GoFundMe / Cortesía

Un beneficiario del programa DACA fue detenido el fin de semana por agentes de inmigración y encerrado en una celda donde los detenidos defecan y duermen en el suelo, denunciaron quienes han podido hablar con él.

El pasado 17 de enero agentes de inmigración arrestaron a Bryhan Andrade Rojas en un retén carretero de Nuevo México al notar que su identificación como beneficiario de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) no había sido renovada.

Este joven de la generación ‘dreamer’ es un inmigrante mexicano de 26 años de edad que llegó a Estados Unidos cuando era niño y que desde entonces ha vivido en la comunidad de Danbury, en el estado de Connecticut, donde se graduó como electricista de la Henry Abbott Technical High School y donde ha llegado a ser un reconocido artista del tatuaje.

Recientemente se mudó a Nueva York para ampliar sus horizontes y junto con su novia había emprendido un viaje por carretera, ya que es un amante de los road trips, por eso se encontraba en Nuevo México, porque planeaba visitar las famosas dunas blancas de ese estado, pero se topó con el retén de la Patrulla Fronteriza donde lo arrestaron.

El costo del encierro

A través del sitio en internet GoFundMe sus amigos han iniciado una colecta para pagar un abogado y cubrir la fianza que están  pidiendo para que sea liberado y pueda llevar a cabo la renovación de DACA que tenía pendiente.

“Bryhan estaba activamente trabajando en el proceso para convertirse en ciudadano y establecerse de manera legal. Estaba siguiendo las reglas conforme a su mejor entender y no sabía que su documentación de DACA necesitaba actualizarse tan rápido“, refiere la petición en el sitio de donaciones.

Los amigos indican han tenido conversaciones telefónicas con Bryhan en la que el joven ‘dreamer’ expresa su impotencia y angustia por las condiciones inhumanas del encierro, ya que les ha dicho que duerme en el suelo de la celda, en el mismo espacio donde los detenidos tienen que defecar.

“Después de hablar con su abogado, es posible que pueda estar en estas condiciones hasta por tres meses”, advierten sus amigos.

Por eso se han dado a la tarea de recabar fondos para los gastos legales, ya que para la primera audiencia deben pagar $3,500 dólares por adelantado, donde el juez podría concederle la libertad bajo caución y habría que cubrir el monto de la fianza que oscila entre los $10,000 y $50,000 dólares.

Bryhan cuenta con un récord limpio, no ha tenido problemas con la justicia, no ha cometido delitos, entró al país cuando era niño con pasaporte y no ha tenido procedimientos en corte de inmigración, declaró su abogado Alex Meyerovich.

Explicó que Bryhan sólo necesita solicitar la renovación de DACA para poder continuar con su vida, pero en el encierro no sería posible y por lo que podría ser deportado.