¿Más caos en el Metro? Renunció presidente de New York City Transit “frustrado” con el gobernador

Ya desde octubre había anunciado su deseo de irse

Andy Byford en 2018
Andy Byford en 2018
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Andy Byford, británico experto en tránsito de renombre mundial contratado en 2017 para ayudar a revitalizar el caótico Metro de la ciudad de Nueva York, renunció a su puesto.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), una agencia estatal responsable de los trenes subterráneos, autobuses y vías de cercanías de la ciudad, confirmó la renuncia.

“Andy Byford partirá de New York City Transit después de dos años exitosos de servicio y le agradecemos su trabajo”, dijo en un comunicado el presidente y director ejecutivo de MTA, Pat Foye.

“Andy jugó un papel decisivo en el avance del sistema, promulgó el exitoso Plan de Acción del Metro y aseguró una financiación récord de capital con el gobernador (Andrew Cuomo) y la Legislatura, y le deseamos lo mejor en su próximo capítulo”.

Antes de Nueva York, Byford trabajó en Londres, Toronto y Australia. Su llegada a Nueva York marcó en gran medida un cambio sísmico para el viejo sistema de Metro después de décadas de baja inversión.

En octubre de 2019, Politico informó que Byford había presentado una carta de renuncia al gobernador Demócrata, citando la frustración de trabajar con su oficina y la agencia estatal MTA.

Al final, el liderazgo de la MTA terminó convenciéndolo de quedarse, con promesas de darle más control sobre los proyectos, pero tres meses hoy después se concretó su salida.

El Director Ejecutivo de la organización de activistas Riders Alliance, John Raskin, opinó que “Los usuarios de Metro y autobús están agradecidos con Andy Byford por su servicio histórico en New York City Transit. En dos años, Andy hizo que los trenes subterráneos fueran más rápidos y confiables, enfrentó desafíos de larga data para mejorar el servicio de autobuses y elaboró el primer plan en una generación que realmente modernizaría el sistema de tránsito”.

“No importa quién maneje el sistema de tránsito día a día, en última instancia, el gobernador Cuomo está a cargo de la MTA, y los pasajeros lo responsabilizarán por la calidad de nuestro servicio de tránsito”, agregó Raskin.