Nueva York, por debajo de la media en lesiones y enfermedades laborales

La tasa de incidencias es más elevada en el sector público que en el privado
Nueva York, por debajo de la media en lesiones y enfermedades laborales
Trabajadores de la construcción en NYC revisando instrucciones de seguridad en el trabajo./Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El sector privado de Nueva York reportó 140,200 casos de lesiones y enfermedades laborales en 2018, o lo que es lo mismo, 2.2 casos por cada 100 empleados a tiempo completo. Es una tasa que no ha cambiado con respecto a la del año anterior y que está por debajo de la media nacional.

En todo el país los lesiones y problemas de salud laborales afectan a 2.8 de cada 100 trabajadores a tiempo completo. En este sentido, el estado es uno de los 12 de todo el país con una incidencia menor de estos problemas que sin embargo afectan a 3.3 personas de cada 100 en California y 4.7 por 100 en Maine, dos de los estados con más incidencias.

De acuerdo con los datos oficiales, el 96.4% de los casos registrados en el estado fueron lesiones y el resto– 5,100 informes–, fueron enfermedades. Las pérdidas de audición, problemas en la piel, condiciones respiratorias y envenenamientos suponen el 39% de los casos de las enfermedades, en similar porcentaje a la media del país.

Las incidencias más bajas en reportes se registran en el sector de servicios profesionales y financieros y las más elevadas, no obstante, dos supersectores que emplean al 43% de los trabajadores en la industria privada, por un lado, educación y salud y por el otro comercio, transporte y utilidades, son los que reportan el 55% de estos problemas de salud. En el sector de la construcción las lesiones no fatales y enfermedades afectan a 2.8 trabajadores por cada 100 a jornada completa, igual que el año anterior.

En la industria privada son más elevadas las incidencias que se reportan en empresas de más 50 empleados que en las que tienen menos de 11.

Entre los empleados del estado y locales la tasa fue más elevada, 6.4 casos por cada 100 empleados a tiempo completo cuando la tasa nacional es del 4.8. Ha habido un relativo empeoramiento con respecto a 2017, cuando la tasa de afectados era de 6.2 por cada 100 empleados.

En la ciudad de Nueva York en 2017 se implementó la ley Local 196 que requieren que en los lugares de construcción los trabajadores muestren que han completado 10 horas de entrenamiento en regulaciones de seguridad laboral en los últimos cinco años. Esta formación es lo básico necesario para poder reaccionar ante situaciones frecuentes además de gestión de equipamiento pesado y seguridad ante posibles caídas.