Arrestan a líderes de una iglesia en Los Ángeles por fraude y abuso de feligreses inmigrantes

Los fieles eran golpeados y maltratados si no recaudaban dinero para la caridad que el jefe eclesiástico derrochaba

Arrestan a líderes de una iglesia en Los Ángeles por fraude y abuso de feligreses inmigrantes
Kingdom of Jesus Christ en Los Ángeles.
Foto: Google Maps

Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) catearon este miércoles una iglesia cristiana en Los Ángeles donde arrestaron a sus líderes religiosos acusados de fraude relacionado con “matrimonios arreglados con fines de inmigración” y con un sistema de recaudación de fondos a través del cual explotaban a sus feligreses.

La Iglesia del Reino de Jesucristo (Kingdom of Jesus Christ), con sede en Filipinas, habría estado implementando durante dos décadas un método para obtener donativos en el que miembros de la congregación en Los Ángeles, principalmente inmigrantes, eran enviados a distintas ciudades por todo el país para recaudar fondos con la obligación de reunir cierta cantidad de dinero al día.

Quienes no cumplían con la cuota requerida eran víctimas de abuso físico y psicológico por parte de los líderes de la iglesia, informó la Procuraduría Federal en Los Ángeles.

Los detenidos también enfrentan cargos por fraude de inmigración al organizar matrimonios simulados para regularizar la estancia en el país de feligreses extranjeros y que pudieran seguir gestionando las donaciones.

La investigación del FBI revela que entre el 2014 y el 2019, las representación de esta iglesia en Estados Unidos envió alrededor de $20 millones de dólares a la sede en Filipinas.

De la caridad al derroche

Los fondos se recaudaban con la promesa de ayudar a los niños pobres de Filipinas a través de una organización llamada Children’s Joy Foundation USA, pero poco o nada se destinaba para ese fin, señalaron las autoridades.

La mayoría del dinero se usaba para financiar las operaciones de la iglesia y que su líder religioso en Filipinas, Apollo Quiloboy, se diera una vida de lujos mientras que los feligreses que recorrían las carreteras del país en busca de los donativos tenían que estacionarse en áreas de descanso para dormir en sus vehículos.

Los inmigrantes fueron engañados y prácticamente se convirtieron en empleados de tiempo completo en la recaudación de fondos para la iglesia, refiere la acusación.

Designados y arrestados

En el operativo del FBI en la sede religiosa de Los Ángeles, ubicada en el área de Van Nuys, se llevó a cabo el arresto de Guia Cabactulan, de 59 años de edad, quien es la máxima autoridad de esta iglesia en Estados Unidos, así como de Marissa Duenas, de 41, acusada del fraude migratotorio.

De manera simultánea agentes federales arrestaron en el estado de Virginia a Amanda Estopare, de 48, quien supuestamente estaba a cargo de operar el sistema de recaudación de fondos.

Alrededor del mundo se estima que unos 6 millones son fieles seguidores de esta iglesia que respaldó la candidatura del actual presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, quien es amigo cercano de Quiboloy.

Quiloboy asegura ser “el designado hijo de Dios” y que gracias a ello en octubre de 2019 evitó que un terremoto de gran magnitud azotara a su país.

“La mayoría de ese dinero es derivado de lo que se pedía a nivel de calle, pero poco o nada de las donaciones parecen haber beneficiado a los niños pobres”, declaró la agente especial del FBI, Anne Wetzel.

Los detectives documentaron que en los últimos 20 años se llevaron a cabo 82 matrimonios simulados entre inmigrantes que destacaban en recaudación de fondos y miembros de la congregación con ciudadanía estadounidense.