Buttigieg y Sanders lideran primeros resultados de ‘caucus’ en Iowa tras fallas en el sistema de conteo

El Partido Demócrata podría dar los resultados finales esta noche

Buttigieg y Sanders lideran primeros resultados de ‘caucus’ en Iowa tras fallas en el sistema de conteo
Pete Buttigieg y Bernie Sanders.
Foto: Getty Images

Con más de 20 horas de retraso del tiempo prometido, el Partido Demócrata dio a conocer los resultados en 1,099 de los 1,765 recintos donde se realizaron asambleas en Iowa, en los cuales lideran Pete Buttigieg con 26.9% de los votos y Bernie Sanders con 25.1%.

La tercera posición fue para Elizabeth Warren con 18.3%; la cuarta para Joe Biden con 15.6%, mientras Amy Klobuchar ocupó la quinta con 12.6% y Andrew Yang con 1.1%. Los demás candidatos no figuran todavía en los resultados, aunado a que las primera posiciones podrían cambiar ante casi 40% de la falta del conteo.

El personal responsable de la elección primaria —liderado por Troy Price— tuvo que hacer el conteo a mano de los sufragios, debido a fallas en el sistema a la aplicación desarrollada por ACRONYM una empresa que colaboró con Hillary Clinton, que recibió toda la información, pero arrojó resultados parciales, desatando dudas y críticas sobre el proceso.

¿Cómo se puede confiar en ustedes ahora?, se le preguntó a Price.

“Hemos trabajo día a noche para asegurarnos que los datos sean fidedignos”, dijo en su discurso antes de dar a conocer los resultados. “La presentación de informes sobre los resultados y las circunstancias que rodearon los comités del Partido Demócrata de Iowa 2020 fueron inaceptables”.

Price repitió prácticamente la misma explicación que ofreció previamente en un comunicado.

“Hemos determinado que esto se debió a un problema de codificación en el sistema de informes”, aseguró Price en aquel comunicado. “Este problema fue identificado y solucionado. El problema de informes de la aplicación no afectó la capacidad de los presidentes de los precintos para informar datos con precisión”.

La empresa responsable de la aplicación del conteo es Shadow, una afiliada de ACRONYM, una organización sin fines de lucro demócrata fundada en 2017 por Gerard Niemira y Krista Davis.

Ante la incertidumbre, los candidatos que lideran las encuestas dieron discursos asumiendo que tuvieron un gran día, en una especie de declaración triunfante.

“Cuando esos resultados sean anunciados, tengo un buen presentimiento de que estaremos haciéndolo bien, muy bien, en Iowa”, expresó Sanders.

Buttigieg destacó el impacto de su movimiento a nivel nacional.

“No tenemos todos los resultados, pero sabemos al momento que todo se ha dicho: Iowa haz cimbrado a la nación”, expresó.

Warren fue mucho más directa, asumiendo que será la candidata y afirmando que ganará al presidente Trump.

“Tengo un mensaje para cada estadounidense: Nuestra unión es más fuerte que Donald Trump. Nuestra unión será más fuerte que nunca cuando ese hombre sea reemplazado por una mujer persistente”, acotó.

Klobuchar fue la primera en ofrecer un discurso en Iowa tras los retrasos en la emisión de resultados.

“Sabemos que hay retrasos, pero sabemos una cosa: Hemos empujado arriba de nuestro peso”, apuntó.

El exvicepresidente Biden apostó a que sería el fin de una “era”, a la que no puso nombre, pero era clara referencia a la Administración Trump.

“Esta no es solamente otra elección. Esto va más allá de nuestro partido. Esto es sobre el fin de una era, terminar una era, si Dios quiere”, señaló.

Todos los aspirantes se dirigieron a New Hampshire, donde la primaria se celebrará el 11 de febrero.

Teorías conspiratorias

La noche del lunes las teorías de conspiración hicieron de las suyas, a las cuales se sumó el jefe de campaña del presidente Trump, quien descartó que deba confiarse en el resultado, además de criticar a los demócratas por fallar en una entidad “pequeña” electoralmente.

“No pueden organizar un caucus y quieren gobernar… No gracias”, dijo Brad Parscale. “Sería natural dudar del proceso”.

Otros miembros de la campaña de reelección del presidente, incluso dijeron a CNN –sin pruebas– que los demócratas estaban intentando hacer que Sanders perdiera la contienda, abonando a las preocupaciones del avance del senador en el proceso demócrata, al considerar que es demasiado “extremista”, para el partido.

El presidente Trump presumió su triunfo en los ‘caucus’ del Partido Republicano con 97% de los votos a favor, mientras el 1.4% fue para el exrepresentante de Illionis, Joe Walsh, y el 1.2% para el exgobernador de Massachusetts, Bill Weld.

Las primarias demócratas continuarán en New Hampshire el 11 de febrero, en Nevada (‘caucus’) el 22 de febrero y Carolina del Sur el 29 de febrero. En el caso de los republicanos no habrá en Nevada ni Carolina del Sur, ya que todos los delegados se han sumado al presidente Trump para la Convención Nacional.