Así es cómo fue diseñada y construida la mansión de “Parásitos” especialmente para la película de Bong Joon Ho

La historia se desarrolla en un set diseñado por Lee Ha Jun

Así es cómo fue diseñada y construida la mansión de “Parásitos” especialmente para la película de Bong Joon Ho
Bong Joon-ho, director de "Parasite", el gran triunfador de la noche.
Foto: Mark Ralston / AFP / Getty Images

“Parásitos” de Boong Joon Ho hizo historia en la pasada entrega de los Premios Oscar 2020 por ser la primera película de habla no inglesa en ganar la codiciada estatuilla a Mejor Película, tras llevarse otros tres galardones por Mejor Director, Mejor Película Extranjera y Mejor Guión Original.

La historia habla sobre la separación de clases sociales y la relación que puede existir entre ambas, por lo que la manera más clara de mostrar la realidad de dos mundos distintos de las que se hace valer esta cinta son las casas en las que viven sus protagonistas: por un lado el departamento semisótano donde están apretados los cuatro integrantes de la humilde familia Kim; y por el otro, la lujosa y enorme mansión de la familia Park, espacio donde se desarrolla la trama en su mayor parte.

Aunque dentro del universo del filme, la arquitectura moderna fue diseñada por un afamado arquitecto ficticio de la historia llamada Namgoong Hyeonja, su creación real desde cero fue obra del diseñador de producción Lee Ha Jun.

En una curiosa entrevista por correo electrónico para IndieWire, Lee explicó que el enfoque prioritario de la residencia era hacerla funcional para la filmación, cuidando los lugares de bloqueo y ángulos de cámara para hacerla un personaje más dentro de la historia, a diferencia de como lo haría un arquitecto profesional que desarrolla un espacio alrededor de las personas que lo pudieran habitar.

Para sorpresa de muchos, desde su presentación en el festival de Cannes ante un jurado experimentado que incluían a cineastas como Alejandro González Iñárritu, muchos no podían creer que la obra de Bong fuera desarrollada dentro de un set construido en un lote al aire libre y no en un hogar real como muchos pensarían.

Lee explicó que los elementos de bloqueo que el director tenía claros que sucederían en la vivienda desde el guión como: el trayecto de los personajes de la sala al jardín, el garaje de sótano con escaleras que dieran a la estancia, la escalera hacia el segundo piso que bajara hasta la mesa del comedor para permitir al personaje mirar discretamente hacia la cocina desde ese punto, el camino de la cocina hasta el sótano y desde el sótano hasta el búnker secreto, entre otros.

Bong tenía tan clara las imágenes, la trama y el diseño de sus espacios por la experiencia propia cuando fue tutor y se adentró en uno de estas espectaculares mansiones donde asegura que él mismo se sintió un infiltrado.

Las viviendas de semisótano son populares en Corea del Sur, por lo que para el cineasta era importante reflejar la forma de vida de muchas personas porque “todavía estás medio sobre el suelo, así que existe la esperanza y la sensación de que todavía tienes acceso a la luz solar y que aún no has caído por completo al sótano. Es esta extraña mezcla de esperanza y este miedo de que puedas caer aún más abajo. Creo que eso realmente corresponde a cómo se sienten los protagonistas”, aseguró el director ganador del Oscar para Architectural Digest.

Por lo que Lee no sólo tuvo la misión de la residencia Park sino de la colonia donde viven los Kim. Con base en su experiencia universitaria cuando vivió en un semisótano, es que colocó el baño elevado como existen en ese tipo de lugares. Todo el vecindario es un enorme set al aire libre que el diseñador tuvo que construir para poderlo inundar y generar el dramatismo correspondiente de la secuencia de lluvia de la película.