Denuncian que apps de ‘deliveries’ se ‘comen’ los ingresos de pequeños restaurantes en NYC

Concejales introducen un paquete de leyes para reducir los elevados costos que sitios como GrubHub, Seamless y Uber Eats cobran a los negocios

Denuncian que apps de ‘deliveries’ se ‘comen’ los ingresos de pequeños restaurantes en NYC
Jorge Bono, propietario de un restaurante en Manhattan, asegura que los costos de las apps están afectando sus negocios.
Foto: Edwin Martinez / Impremedia

Jorge Bono es uno de los propietarios del restaurante Café Metro de Manhattan, y con mucha preocupación asegura que desde que las aplicaciones para pedir comida se convirtieron en todo un boom, su negocio ha sufrido golpes muy fuertes. Aunque el negociante reconoce que las nuevas apps generan un mayor flujo de ventas, advierte que el grave problema es que los restaurantes pequeños están sufriendo las ‘mordidas’ que implican los elevados costos, pues por cada orden las compañías de los apps se están quedando con casi el 30% de los ingresos de los deliveries.

“Se está haciendo muy difícil poder hacer negocio así, porque estas apps se están quedando con nuestras ganancias y con la mayor parte de todo, lo que amenaza la existencia de nuestros restaurantes, especialmente cuando es bien sabido que nosotros estamos trabajando casi por centavos, ya que los ingresos promedio que deja un lugar son apenas del 10 y 15%, y ellos están cobrando mucho más de eso por el servicio”, aseguró bastante preocupado Bono.

Pero las cosas muy pronto pudieran cambiar para propietarios como él y los dueños de por lo menos 7,000 pequeños restaurantes que se estima forman parte de la industria de comida en la Gran Manzana, si el Concejo Municipal da luz verde a un paquete de iniciativas que busca ‘meter en cintura’ a las apps de comida.

Así lo reveló este jueves el concejal de Corona, Queens, Francisco Moya, tras anunciar que hay seis proyectos de ley cursando en el organismo legislativo municipal, que buscan proteger a los pequeños restaurantes, que en buena parte están viviendo de repartir sus platillos a domicilio, y que actualmente están siendo “víctimas” de las regulaciones sin control que imponen sitios como GrubHub, Seamless y Uber Eats.

“En este momento estamos teniendo problemas con apps como Grubhub, que lo que hacen es cobrar un interés a los restaurantes para ordenar la comida, que es casi del 30%, lo que los está destruyendo. Las apps se están comiendo a los restaurantes, les están quitando la vida, les están quitando el dinero y si no hacemos nada en este momento, en cierto punto no tendrán más opciones que cerrar”, aseguró el líder político. “Por eso tenemos que aprobar estas leyes en el Concejo para que estas aplicaciones quiten esos sobrecostos que no merecen hacer”.

Moya también destacó que otro problema es que al momento en que los clientes ponen una orden, los restaurantes no pueden cambiar los precios de su menú originales para cuadrar los incrementos que las apps hacen.

Los concejales Francisco Moya y Mark Gjonaj introdujeron un paquete de iniciativas para reducir los elevados costos que sitios como GrubHub, Seamless y Uber Eats cobran a los negocios

“Esa tarifa es cobrada directamente al restaurante, y estamos hablando de que en nuestros restaurantes de barrio, donde por ejemplo si una comida vale $8, la app les va a quitar hasta el 30% de ese valor, lo que quiere decir que al final la comida le sale al lugar por $5… están perdiendo”, dijo Moya. “Además, actualmente si usan el sistema y un cliente llama a un restaurante y al final no hace una orden, les cobran al restaurante por esa llamada entre $4 y $9 dólares, por eso lo que buscamos es que estas apps no cobren más del 10% y que tengan multas de hasta $1,000 por violaciones a la ley”.

Usuarios están desinformados

El promotor de las inicitivas, agregó que también urge que las apps sean más claras con los restaurantes sobre todo lo que les están cobrando, pues no están informando bien a sus usuarios.

Los concejales Francisco Moya y Mark Gjonaj introdujeron un paquete de iniciativas para reducir los elevados costos que sitios como GrubHub, Seamless y Uber Eats cobran a los negocios

“A veces les dicen a los restaurantes que es bueno para hacer crecer los negocios, pero no les dicen toda la verdad sobre lo que están cobrando, y lo que implica usar esas apps. Por eso lo que queremos es limitar los porcentajes de cobro, que dejen cambiar los precios de los menú online para que refleje el costo del restaurante y que no cobren por llamadas”, dijo Moya al resumir sus propuestas.

El concejal Mark Gjonaj, otro de los promotores del paquete de normas para regular a las apps de comida, destacó que es urgente que la Ciudad tome acciones inmediatas, más cuando se sabe que entre el 2017 y el 2020 el uso de servicios de comida a domicilio ha aumentado casi en 200%. En el 2011 se estimaba que los llamados “deliveries” representaban el 15% del total de ventas de los restaurantes, y ahora es de casi el 40%.

Lo que queremos es que las apps no cobren de más por ese servicio y darles a nuestros pequeños negocios, que son el motor de esta ciudad, todas las protecciones y oportunidades que necesitan, en momentos en que los comportamientos de los consumidores están cambiando. Hay sitios que cobran el 33% de comisión y ese es un problema muy grave para nuestros restaurantes caseros, familiares y de barrio”, dijo el legislador.

Dentro de las provisiones que propone el paquete de medidas se busca además que todas las compañías que quieran actuar como “terceras partes” en los negocios de entregas de comida, se registren y que obtengan licencia de operación como plataforma de servicios en Nueva York.

Casi una tercera parte de los repartidores no se resiste a probar un poco de la comida de los clientes.

Asismismo, que el máximo cobro de operaciones sea del 10%, que no haya cobros por órdenes que nunca se realizan y que se muestre a los clientes de manera detallada todos los costos extra que están haciendo a los restaurantes.

Andrew Rigie, director ejecutivo de la Alianza de Hospitalidad de Nueva York, manifestó que el futuro de los sitios de comida económicos en la Gran Manzana está en riesgo de desaparecer.

“Los restaurantes están teniendo una época muy dura para poder competir en Nueva York en medio de los elevados impuestos y los costos laborales y no van a poder sobrevivir si también son explotados por compañías como GrubHub y Seamless”, dijo el ejecutivo. “Espero que este paquete de leyes sea aprobado y le dé otro nivel al terreno en que se mueve el negocio y le dé algunos derechos básicos a los restaurantes”.

Las apps defienden su negocio

Ante las quejas, Grubhub asegura que su aplicación lejos de afectar a los negocios, los impulsa y hace que sus ventas sean “incrementales”, y se estima que ocho de cada 10 restaurantes sienten que Grubhub aumenta su clientela.

“Eso significa que uno o dos de cada diez en más de 30,000 restaurantes en Nueva York se sentirán frustrados con nosotros”, defiende la compañía Grubhub. “Decir que las plataformas de entrega están canibalizando los negocios de los restauradores es irresponsable en el mejor de los casos”.

Los manifestantes de dicha organización que se concentraron en la sede de la Alcaldía agregaron además que cifras de un estudio presentado por ellos hace unos días revelaron que la vasta mayoría de los restaurantes que usan la app de GrubHub denunciaron sentir que los costos que cobran son irrazonables. El 90.3% de los negocios reportó quejas sobre el comportamiento de aplicaciones de comida y el 90% dijo haber tenido una experiencia negativa con GrubHub o Seamless.

Esa misma percepción la tiene Samuel Hernández, socio del restaurante la Taquería, de Brooklyn, quien describió a las Apps de comida como un espejismo.

Concejales introducen un paquete de leyes para reducir los elevados costos que sitios como GrubHub, Seamless y Uber Eats cobran a los negocios
Concejales introducen un paquete de leyes para reducir los elevados costos que sitios como GrubHub, Seamless y Uber Eats cobran a los negocios

“Al principio a uno le suena muy bien esa idea porque aumenta los pedidos y uno pensaría que aumentaría mucho los ingresos, pero a la hora de la verdad con tantos costos y descuentos que hacen, para sitios pequeños no funciona. Si los cobros que hacen fueran menos, otro sería el cantar”, dijo el mexicano, quien agregó que “no queremos que nos regalen nada, pero queremos que sean justos y que no nos quiten tanta tajada”.

El presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, aseguró que revisará detenidamente el paquete de leyes propuesto.

Datos sobre apps y los restaurantes:

  • 7,000 pequeños restaurantes se estima que hay en Nueva York.
  • 30,000 restaurantes usan las app de GruHub y Seamless.
  • 71% del total de entregas de comida a domicilio las manejan GruHub y Seamless.
  • En el 2013 Grubhub adquirió a Seamless.
  • 15%-30% del valor de las entregas son el costo que cobran las apps a los restaurantes.
  • 10% máximo es el costo que los proyectos de ley piden que paguen los restaurantes por usar las apps.
  • 90.3% de los restaurantes considera que apps como GruHub y Seamless exige tarifas poco razonables.
  • 78.2% de restaurantes reportaron que las apps incrementaron sus costos al menos una vez después de recibir sus servicios.
  • 90% de los usuarios de las apps reportaron haber tenido alguna mala experiencia con GrubHub o SEamless.
  • 1 de cada 5 restaurantes usurios de las apps asegura que las órdenes con GrubHub/Seamless resultó el pérdidas netas..
  • La mayoría de restaurantes asegura que los antiguos clientes que solían pedir órdenes de manera directa ahora lo hace a través de apps.