Inmigrantes podrían pagar mucho más por suspensión de deportación y apelar decisiones de un juez

Avanza plan de incremento de tarifas en cortes migratorias de casi 800%
Inmigrantes podrían pagar mucho más por suspensión de deportación y apelar decisiones de un juez
Los inmigrantes que pierdan sus casos en cortes podrían pagar mucho más para apelar.
Foto: John Moore/Getty Images

Los inmigrantes que pierdan sus casos en cortes migratorias podrían tener serias complicaciones para apelar la decisión de un juez, debido a que la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) aumentará el costo casi en un 800%.

La agencia informó que presentó al Registro Federal un aviso de propuesta de reglamentación relacionada con las tarifas, la cual será publicada este viernes y tendrá un periodo de 30 días para comentarios públicos antes de ser implementada.

El mayor incremento es para la presentación del Formulario EOIR-26, utilizado para apelar una decisión de un juez de inmigración cuyo costo pasaría de $110 a $975 dólares; así como los casos a reabrir por la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA), que pasaría de $110 a $895 dólares.

La agencia del Departamento de Justicia (DOJ) afirma que no ha habido cambios importantes en tarifas en más de 30 años en las solicitudes de suspensión de deportación o cancelación de expulsión, y las mociones para reabrir o reconsiderar ante los tribunales de inmigración o BIA.

Luego de un análisis exhaustivo, EOIR identificó la necesidad de evitar casi $45 millones de dólares en subsidios a los contribuyentes, indica la agencia como argumento para incrementar los costos.

A pesar de que los incrementos pueden alcanzar casi 800%, James McHenry, director de EOIR, afirma que son “marginales”.

“Los aumentos de tarifas propuestos son marginales en términos de dólares ajustados a la inflación y mitigarían la importante subvención de los contribuyentes de estos formularios y mociones”, afirmó.

Apuntó que la agencia a su cargo ha retrasado la revisión de las tarifas, a pesar de la carga de casos a atender y los costos de administración en procesos.

Las nuevas tarifas para presentar los formularios serían:

  • EOIR-26 pasaría de $110 a $ 975 dólares. Este formulario es para apelar la decisión de un juez.
  • EOIR-29 de $110 a $705. Éste se utiliza para una decisión de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).
  • EOIR-40 de $100 a $305. Se utiliza para la suspensión de deportación.
  • EOIR-42A de $100 a $305. Funciona para la suspensión de expulsión para ciertos residentes.
  • EOIR-42B de $100 a $360. Para cancelación de expulsión y ajuste de estatus para no inmigrantes.
  • EOIR-45 de $110 a $675. Para apelar la decisión de un juez sobre el caso disciplinario de un oficial.
  • Aumento en la tarifa para presentar una moción para reabrir un caso o reconsiderar ante el tribunal de inmigración pasaría de de $110 a $145.
  • Alza en la tarifa para presentar una moción ante el BIA para reabrir o reconsiderar un caso pasaría de $110 a $895.

El EOIR afirma que esto no limitará a los inmigrantes que demuestren que no pueden cubrir el costo de las tarifas.

“La regla propuesta no afectaría a los jueces de inmigración ni a la autoridad discrecional de la BIA para renunciar al cobro de una tarifa al demostrar que la parte que presenta la declaración no puede pagarla”, asegura sin dar detalles.

Organizaciones de activistas, como FIRM Action criticaron las intenciones de incremento, al considerar que es una forma para limitar a las personas de bajos recursos en sus batallas legales para permanecer en los Estados Unidos.

Agrega que es un ataque contra inmigrantes de bajos ingresos, a pesar de que buscan la oportunidad de prosperar “bajo un sistema que ya está en contra de ellos”.

“Esta administración está metódicamente erigiendo barreras contra inmigrantes blancos y morenos, especialmente”, consideró Lorella Praeli, presidenta de la organización. “Afectando el derecho al debido proceso en el sistema de cortes de inmigración”.

El DOJ está haciendo cambios en las oficinas que atienden casos migratorios, como la creación de una dependencia enfocada en investigaciones para retirar la naturalización a criminales y terroristas, pero también a quienes hayan cometido fraude para obtener la ciudadanía estadounidense.