Confirman que segundo caso de coronavirus en NY fue un contagio ‘persona a persona’

Se trata de un residente de Westchester quien trabaja en Manhattan. Su hijo también presenta síntomas de la enfermedad

Confirman que segundo caso de coronavirus en NY fue un contagio ‘persona a persona’
La MTA realizó un operativo masivo de limpieza, sobre toda áreas que son las que más tocan los usuarios, como torniquetes, máquinas de compra de boletos y pasamanos.
Foto: Patrick Cashin / MTA New York City Transit / Cortesía

Tras confirmarse este martes que un abogado de 50 años se convirtió en el segundo caso positivo de coronavirus (COVID-19) en Nueva York, las autoridades sanitarias de la Gran Manzana se vieron obligadas a redoblar las medidas para frenar la expansión de la enfermedad, pues aunque el hombre reside en el condado de Westchester, trabaja en Manhattan y se trata del primer contagiado “persona a persona”.

El alcalde Bill de Blasio informó en rueda de prensa que el hombre, que presenta un cuadro muy serio de problemas respiratorios, se encuentra hospitalizado en “situación muy delicada” en el Hospital Presbyterian Columbia de Washington Heights y que trabaja como jurista en el bufete de abogados Lewis and Garbuz, P.C., en el centro de Manhattan.

Y al confirmarse que el paciente no viajó a ninguno de los países relacionados con el brote, y que por lo tanto se trata de un contagiado “persona a persona”, las autoridades de Salud se han visto obligadas a iniciar un rastreo de todos los individuos con los cuales el residente de New Rochelle, ha tenido contacto prolongado en las últimas semanas.

“Estamos trabajando para rastrear todos sus movimientos. Tiene dos hijos con conexiones en la ciudad de Nueva York. Ambos han sido aislados. Al igual que el resto de toda su familia”, detalló el mandatario local.

De Blasio aclaró que uno de los hijos, quien estudia en una universidad en Nueva York, actualmente presenta los síntomas de la enfermedad y se está a la espera de los resultados que le hicieron para confirmar si tiene o no el coronavirus.

Cierran escuelas en medio del rastreo

Además, las autoridades también están indagando en los dos centros educativos a donde asisten los hijos del paciente, para evaluar posibles contagios. Sin embargo, se aclaró que en total fueron cuatro las escuelas en el estado, incluyendo dos planteles judíos ortodoxos privados en El Bronx, las que fueron “cerradas provisionalmente” este martes en conexión con este segundo caso de coronavirus confirmado en el condado de Westchester.

Los centros educativos cerrados en El Bronx son el Salanter Akiba Riverdale (SAR) Academy en la calle 244 en Riverdale, a donde asiste uno de hija del paciente. También fue cerrado mientras se realizan algunos protocolos de rastreo, el SAR High School, en la calle 259. Se cree que la niña puede haber tenido contacto con otros estudiantes de esa escuela.

Adicionalmente, el Westchester Day School en Mamaroneck y el Westchester Torah Academy en White Plains, fueron cerrados como parte de la estrategia de precaución. No existen sospechas, que puede haber riesgo de niños infectados con el coronavirus.

El alcalde De Blasio, junto a los expertos de Salud de la Ciudad, dan los detalles sobre el segundo caso de coronavirus. / Fernando Martínez.

Analizan a varios compañeros de trabajo

Además de la familia, De Blasio precisó que actualmente se están efectuando los protocolos de análisis a siete personas en el bufete de abogados en donde el nuevo paciente por coronavirus mantenía una interacción más cercana y constante.

Las autoridades revelaron que en la situación específica de este nuevo caso positivo en COVID-19, el hombre tenía antecedentes de un mal respiratorio.

“Se había sentido mal desde finales del mes pasado, pero las últimas horas se agravó. Fue diagnosticado este lunes, justamente el primer día que la ciudad pudo realizar pruebas rápidas a nivel local”, dijo el Alcalde.

El abogado hospitalizado, quien pertenece a una familia judía, había visitado recientemente Miami e Israel, pero posiblemente no durante el período de incubación de dos semanas del virus.

“Insistimos en que no hay razones para el pánico. En este caso se están investigando a las personas que estuvieron en un contacto constante y cercano, por tiempos prolongados y de manera directa con el paciente”, insistió la Dra. Oxiris Barbot, comisionada del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH).

A pesar de toda la preparación, la comisionada del DOHMH reconoció que se espera que el coronavirus sea un problema para Nueva York por algún tiempo, y por lo tanto se prometieron actualizaciones periódicas.

Masiva limpieza en el Subway

Y el mismo día en que se daba a conocer el segundo caso en Nueva York, la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) puso en marcha un masivo plan de limpieza y desinfección en todo el sistema de transporte, principalmente en las áreas que a diario son las que más tocan la mayoría de los usuarios, como torniquetes, máquinas de compra de boletos y pasamanos.

Tan solo el martes se limpiaron 472 estaciones del Subway en los cinco condados, las 21 de Staten Island Railway, 124 de Long Island Rail Road, y 101 de Metro-North, además de cientos de autobuses. Este procedimiento se repetirá cada 72 horas.

La estrategia de la MTA contra el coronavirus también proporcionará información a empleados y a ocho millones de usuarios diarios en NYC Transit, Metro-North y Long Island Rail Road. Se publicarán guías de salud en inglés, chino, español, ruso y coreano en todo el sistema en 3,600 pantallas del Subway, 2,000 pantallas de autobuses y en 84 entradas de la calle de la estación de metro. El mismo mensaje también se está implementando en los ferrocarriles.

“La MTA tiene protocolos establecidos para cualquier escenario de emergencia, desde una crisis de salud pública hasta un evento climático extremo. Estamos monitoreando regularmente las circunstancias que rodean al coronavirus con la mayor seriedad bajo la dirección de las autoridades de salud federales y estatales”, explicó Patrick Warren, director de Seguridad de la MTA.

También se ofrecen horarios extendidos para que los empleados reciban vacunas gratuitas contra la gripe en cualquier centro de evaluación médica de la MTA.

 

Autoridades insisten que no hay razones para abandonar las actividades rutinarias, como el uso del Subway.

Contando rápidamente los casos

La confirmación del nuevo caso la hizo el gobernador Andrew Cuomo, a pocas horas de que el pasado domingo, se precisara el primer caso positivo de una trabajadora de salud, también en Manhattan, que había viajado recientemente a Irán. La mujer de 39 años, se encuentra estable.

Se confirmó además que dos familias en Buffalo están siendo examinadas para descartar el virus y están aisladas en sus hogares después de haber viajado recientemente a una parte de Italia, donde se emitieron advertencias del brote.

El mandatario estatal anunció que la nueva directiva del Departamento de Servicios Financieros del Estado para alentar la detección temprana del cuadro viral exigirá a las aseguradoras de Nueva York que renuncien a los costos asociados con las pruebas de cribaje del nuevo coronavirus, incluida la sala de emergencias, atención de urgencia y visitas al consultorio.

La estrategia central apunta a contar rápidamente con los datos sobre quién es portador del COVID-19,  derribando cualquier barrera que pueda evitar que los neoyorquinos se hagan la prueba.

“Tenemos el mejor sistema de atención médica del mundo y los estamos aprovechando, incluido nuestro laboratorio de pruebas Wadsworth de última generación, para ayudar a contener cualquier posible propagación del nuevo coronavirus”, explicó Cuomo.

Beneficiarios de Medicaid, sin copagos

El gobernador también anunció que no se espera que los neoyorquinos que reciben cobertura de Medicaid paguen un copago por cualquier prueba relacionada con COVID-19.

Estas acciones ayudarán a garantizar que el costo no sirva como una barrera para acceder a las pruebas para cualquier neoyorquino.

Actualmente, todas las pruebas que se llevan a cabo en el Laboratorio Wadsworth del Estado, están completamente cubiertas.

Además, la Administración estatal describió otras acciones que las aseguradoras de salud de Nueva York deben tomar, que incluye mantener informados a los neoyorquinos sobre los beneficios disponibles, ofreciendo asesoramiento y tratamiento médico de telesalud.

También, se preparan a las aseguradoras para cubrir los costos, cuando la vacuna contra la enfermedad viral que apareció en China el pasado diciembre, sea desarrollada y esté disponible.

Entre tanto, la Asamblea Estatal aprobó una asignación especial de $40 millones de dólares, que había sido solicitada por la Gobernación para hacer frente a esta eventualidad.

“Este financiamiento permitirá comprar equipos y suministros para salvar vidas, además asegurará que los trabajadores del sistema sanitario tengan la capacitación que necesitan. Es importante actuar con rapidez, para que los neoyorquinos estén claros que su gobierno está haciendo todo lo posible para combatir esta potencial crisis de salud”, destacó Carl Hestie, presidente de la Asamblea Estatal.

El gobernador Cuomo firmó ayer la autorización para liberar dichos fondos.

Usted debe saber

  • El estatus migratorio o la carencia de un seguro médico no debe ser un límite para que tenga acceso al sistema de salud pública de la ciudad de Nueva York. En caso de que sienta enfermo y haya tenido interacción con personas que hayan viajado recientemente a países que están en el mapa del brote de coronavirus, no dude en llamar al 311 o acudir a su proveedor médico.
  • De acuerdo con las autoridades de Salud el uso del Subway o del sistema de transporte público, no es en este momento un factor de riesgo de contagio.
  • Las recomendaciones del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) son: Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas. Quédese en casa cuando esté enfermo. Cubra su tos o estornude con un pañuelo desechable, luego tírelo a la basura.