Fuerte incremento de las refinanciaciones hipotecarias

Las bajas tasas están animando a solicitar una rebaja de los gastos
Fuerte incremento de las refinanciaciones hipotecarias
Las tasas de interés están en el momento más bajo en siete años./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Las entidades financieras están haciendo frente a una fuerte oleada de peticiones de refinanciaciones de hipotecas. El índice de refinanciaciones que sigue la Asociación de Banca Hipotecaria (MBA en sus siglas en inglés) subió un 26% en la última semana de febrero con respecto a la anterior y un 224% con respecto a la misma del año anterior.

“Las tasas de las hipotecas fijas a 30 años cayeron a su nivel más bajos en siete años la semana pasada debido a las preocupaciones por el impacto económico del coronavirus además de una fuerte volatilidad en los mercados financieros. La demanda de refinanciaciones creció con solicitudes para hipotecas convencionales subiendo más de un 30”, dice Mike Fratantoni, vicepresidente y economista jefe de la MBA. Estas tasas a 30 años rondan el 3.4% hoy como referencia.

Las tasas hipotecarias siguen la rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años que la semana pasada rebajó esta por debajo del 1.5%. Hoy la rentabilidad de este bono está por debajo del 1% y esta semana ya ha tocado mínimos históricos debido a que la volatilidad de los mercados está animando a los inversionistas a apostar por el valor más seguro del mercado, el bono del Tesoro americano. Cuanta mayor es la demanda de este, más sube el precio y baja la contrapartida que el Estado da a los compradores, es decir, la tasa de interés.

Se espera que las hipotecas sigan abaratándose por efecto de la rebaja de las tasas de interés. Fratantoni explica que dada la mayor rebaja de los bonos esta semana se espera que la actividad de refinanciación “suba incluso más hasta que se acabe el miedo y se estabilicen los intereses”.

En el caso de las hipotecas nuevas la actividad no es tan elevada porque el ritmo de compra de viviendas no es demasiado alto debido a la falta de una oferta a precios asequibles. Fratantoni sugiere además que la incertidumbre económica hará que algunos compradores tomen un cierto tiempo antes de comprometer un gasto de este tipo.