El Gobierno estudia medidas de soporte económico y la Bolsa respira

La Casa Blanca quiere rebajar o eliminar temporalmente los impuestos a las nóminas
El Gobierno estudia medidas de soporte económico y la Bolsa respira
Donald Trump en la Casa Blanca.
Foto: MICHAEL REYNOLDS / EFE

Los principales índices de la Bolsa de Nueva York cerraron el martes con fuertes subidas después de que desde Washington se hiciera llegar que se están trabajando en medidas fiscales para contrarrestar los efectos del coronavirus y las medidas de contención.

El propio presidente, Donald Trump, hizo saber el lunes en su breve intervención en rueda de prensa que se está estudiando una rebaja temporal de los impuestos a las nóminas, payroll taxes. Es algo que dio un impulso desde por la mañana a unos mercados que registraron el día anterior la peor caída desde 2008, fecha de la Gran Recesión pero cerraron con subidas de casi el 5% en el Dow Jones, S&P500 y el Nasdaq.

En cualquier otro momento una subida de más de 1,000 puntos como la del martes en el Dow se habría celebrado pero este índice acumula pérdidas del 12% en lo que va de año y el S&P500 de 11%, por lo que apenas se toma como un respiro.

En cuanto a las medidas de estímulo o soporte de la economía, el asesor económico del presidente, Larry Kudlow, explicó el martes en comparecencia con el vicepresidente Mike Pence, que se está contemplando que se elimine el impuesto a las nóminas hasta fin de año. “Es lo que quisiera el presidente”, dijo recordando que Trump quiere “poner todo el peso del Gobierno federal”.

El payroll tax financia el medicare, seguro social y otros programas del Estado. El precio de esta medida se cifraría en billones perdidos ( aproximadamente unos $1.17 billones) para las arcas públicas y programas clave del Estado que gobiernos conservadores han querido reducir o privatizar en otros momentos. El mismo presidente Trump ha dejado caer en el pasado que favorece recortes en la seguridad social.

Kudlow admitía que es “una acción audaz” y dijo que se compensará con crecimiento, algo que siempre ha mantenido la Casa Blanca de los recortes fiscales aunque aún no hay evidencia de ello con los hechos en esta legislatura. El asesor evitó centrarse en el costo en el presupuesto y dijo que esta política es consistente con otras medidas tomadas por el presidente.

La medida no goza de las simpatías del todo el arco republicano ni de los demócratas porque es una rebaja que solo afecta a quien tiene una nómina por lo que dejaría fuera a muchas de las personas que más lo necesitan, y suele tener un efecto muy contenido mientras que supone una gran pérdida para las cuentas del estado. Normalmente esta medida se usa para fomentar la contratación, algo que en este momento no es un problema.

A cierre de esta edición no había confirmación de que se haya acordado aún ninguna medida concreta de estímulo. También se ha hablado de licencias por enfermedad pagada, ayudas a la infraestructura, a las aerolíneas (que ya están reduciendo capacidad) y a las empresas productoras del petróleo de esquisto que no están sufriendo directamente consecuencias de la enfermedad sino de la guerra de predios de Arabia Saudí y Rusia.

Los demócratas quieren proponer que se expandan los pagos por desempleo, los cupones de comida y programa de asistencia además de hacer una reforma en el terreno de las licencias pagadas por enfermedad.