Arrecian los contagios por coronavirus en Nueva York

Barco hospital USNS Confort con capacidad de mil plazas y 12 quirófanos arribará a Nueva York para sumarse a emergencia, mientras el gobernador se resiste a declarar el estado de sitio en la Gran Manzana  

Arrecian los contagios por coronavirus en Nueva York
El número de neoyorquinos que usan el transporte público se ha reducido significativamente.
Foto: Ramón Frisneda / Impremedia

NUEVA YORK.- El número de contagiados con el coronavirus COVID-19 ascendió este miércoles en el estado de Nueva York a 2,382 casos. En la ciudad de Nueva York, 1,871 personas dieron positivo, en comparación con 814 el martes, no obstante, la idea de declarar a la Gran Manzana en cuarentena, propuesta por el alcalde Bill de Blasio, no prosperó, al menos por ahora.

El alcalde neoyorquino y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo se vieron enfrascados en declaraciones contradictorias cuando el ejecutivo estatal zanjó de plano su desacuerdo en declarar en estado de sitio a la ciudad, medida que por su parte De Blasio dijo el martes que la tomaría máximo en 48 horas.

De Blasio justificó su propuesta en razón del galopante avance de los contagios de coronavirus, pero el gobernador negó de plano esa medida, no sin antes dejar sentado, que, si la adopta, él como gobernador, es quien tiene la autoridad para hacerlo.

En entrevistas con varios medios ayer De Blasio negó que existas diferencias con Cuomo debido a su propuesta de declarar el “el estado de sitio”. En tono conciliador alcalde dijo que seguía alineado con el gobernador respecto de las medidas de respuesta al coronavirus.

“A lo largo de toda esta situación, semana a semana, el estado y la ciudad han estado muy bien coordinados. Las grandes decisiones las hemos acordado en conjunto”, insistió De Blasio, al tiempo de reconocer que en última instancia era competencia del gobernador la decisión de declarar una cuarentena.

Así lucen las estanterías de las farmacias.

El alcalde anticipó que a muy corto plazo el número de contagios podría llegar a 10,000 dentro de poco. “Cuando lleguemos a esa cifra, debemos anticipar lo que eso va a hacer con nuestros hospitales, particularmente con nuestras unidades de cuidados intensivos, es algo que necesita una intervención urgente del gobierno federal y creo que todos tendremos que profundizar sobre un cambio de enfoque para la crisis”, amplió de Blasio, dejando entrever que mantendrá en agenda conversar con el gobernador sobre la declaratorio del estado de sitio.

Barco ampliará capacidad hospitalaria de NYC

En medio de las medidas de emergencia para combatir la pandemia de COVID-19 que tanto el alcalde como el gobernador estaban impartiendo, Cuomo anunció que en los próximos días atracará en Nueva York, el barco hospital USNS Confort, con capacidad de 1,000 camas y equipado con 12 quirófanos, con lo que se aumentará significativamente la capacidad hospitalaria del estado.

“El presidente Trump está al tanto de la gravedad de la pandemia y está consciente del déficit de las plazas hospitalarias. Hemos dialogado y ha sido muy atento y sensible en disponer que venga a Nueva York el USNS Confort”, dijo Cuomo durante el anuncio.

Cuomo anunció además que se reunirá con los líderes de la Corporación de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos para discutir formas de aumentar la capacidad hospitalaria en Nueva York.

“Es un paso extraordinario”, aseguró Cuomo, que alabó la cooperación mostrada en las últimas horas con Trump, a quien en los últimos días había criticado por su lenta reacción al coronavirus.

“Puedo asegurar que está totalmente comprometido a tratar de ayudar a Nueva York. Está siendo muy creativo y muy enérgico y le agradezco su cooperación”, dijo el gobernador,

Además, Cuomo avanzó que se está estudiando con el Gobierno federal la posibilidad de desplegar hospitales móviles con capacidad para unas 200 o 250 personas, de que se envíen ingenieros del Ejército para acondicionar otros edificios con fines médicos y de que la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) se movilice.

En total, el estado de Nueva York dispone actualmente de unas 53.000 camas de hospital, 3.000 de ellas en cuidados intensivos, que se considera que serán claramente insuficientes para atender a todos los necesitados cuando llegue el pico del coronavirus a la zona, algo que según las proyecciones que manejan las autoridades podría ocurrir en 45 días.

Reducir la fuerza laboral para evitar contagios

El gobernador emitió ayer una orden ejecutiva mediante la cual dispuso que las empresas no esenciales implementen políticas de trabajo desde el hogar a partir del viernes 20 de marzo.

La orden ejecutiva exime a las industrias de servicios esenciales, que incluye empresas de transporte, entregas, medios de comunicación, producción y venta de alimentos, farmacias, proveedores de atención médica, los servicios públicos, los bancos y las instituciones financieras relacionadas, y otras que sean importantes para la cadena de suministro.

“Estamos librando una guerra contra esta pandemia y sabemos que dos de las formas más efectivas para detenerla es reducir la densidad y ampliar nuestra capacidad hospitalaria para que nuestro sistema de salud no se vea abrumado”, destacó Cuomo.

“Asociarse con el sector privado para exigir a los empleados no esenciales trabajar desde casa también contribuye en gran medida a doblar la curva. Mi prioridad número uno es proteger la salud pública para que una ola de casos nuevos no bloquee nuestro sistema hospitalario, y continuaremos tomando las medidas necesarias para lograr ese objetivo”, agregó el gobernador.

La MTA se hunde por el coronavirus

La reducción del número de usuarios del metro a un 60 % y de un 49 % en los autobuses de la ciudad debido al coronavirus, llevaron a plantear a que la Autoridad del Transporte Metropolitano de Nueva York (MTA)pida un rescate al Gobierno federal de 4.000 millones de dólares.

El sistema de transportación pública de la ciudad de Nueva York es considerado el más grande del mundo y los efectos de la pandemia del COVID-19 hasta ahora hacen predecir a las autoridades de la MTA un panorama sombrío.

La MTA, que maneja el metro y los autobuses de la ciudad y dos ferrocarriles de los suburbios, dijo que la cantidad de pasajeros del metro había caído un 60 % y la del autobús había caído un 49 % el lunes en comparación con el mismo día del año pasado.

Otras partes del sistema han experimentado caídas igualmente pronunciadas durante la hora y pico del martes por la mañana en comparación con el mismo día del año pasado. Por ejemplo, ha habido una caída del 90 % en Metro-North Railroad, un servicio que sirve a las comunidades al norte de la ciudad de Nueva York, y el descenso ha sido 67 % en el Long Island Rail Road .

“La MTA ahora enfrenta una calamidad financiera”, dijo en la carta Patrick J. Foye, presidente de la autoridad de tránsito.

Con despachos combinados