Bolsa de Nueva York cierra sedes y entra en cuarentena por coronavirus; transacciones electrónicas desde el lunes

Dos personas allí han dado positivo por COVID-19; la clausura física es por un plazo indeterminado
Bolsa de Nueva York cierra sedes y entra en cuarentena por coronavirus; transacciones electrónicas desde el lunes
Otro ícono mundial se pone el candado
Foto: Getty Images

A medida que la nueva pandemia mundial de coronavirus avanza en la capital financiera del mundo, la Bolsa de Nueva York está cerrando su icónico piso de operaciones en Wall St y otras sedes, y desde el lunes 23 sus operaciones serán totalmente electrónicas, anunció su operador ayer.

La medida obedece a que la Bolsa de Nueva York arrojó dos resultados positivos de COVID-19, según New York Post.

Los pisos de negociación de acciones de NYSE y NYSE American Options, ambos en la ciudad de Nueva York, y el de NYSE Arca Options en San Francisco (California) cerrarán.

Una fuente familiarizada con los planes de la NYSE dijo que la decisión de permanecer abiertos durante dos días más –jueves y viernes- es para facilitar una transición ordenada y no interrumpir el comercio de acciones en un momento de alta volatilidad.

“Los pisos comerciales de NYSE brindan un valor único a los emisores e inversores, pero nuestros mercados son totalmente capaces de operar de manera totalmente electrónica para servir a todos los participantes, y procederemos de esa manera hasta que podamos volver a abrir los pisos comerciales a nuestros miembros”, dijo la presidente de NYSE, Stacey Cunningham, en un comunicado.

“Mientras tomamos la medida de precaución de cerrar los pisos de negociación, seguimos creyendo firmemente que los mercados deben permanecer abiertos y accesibles para los inversores”.

Los mercados operarán bajo el horario normal de negociación a pesar de que los pisos de negociación físicos estarán cerrados.

El intercambio histórico, conocido popularmente como Big Board, se ha cerrado temporalmente durante otras crisis, incluso durante las secuelas del 11 de septiembre de 2001. Pero ésta será la primera vez que continuará operando electrónicamente mientras clausura el acceso al piso de negociación, conocido por sus corredores financieros frenéticos.