Las 5 enfermedades que pueden terminar con la vida de tu perro

Algunos padecimientos son mortales para tu canino si no se atienden a tiempo. Conócelos y prevenlos

La vida del canino puede terminar por enfermedades mortales no atendidas a tiempo.
La vida del canino puede terminar por enfermedades mortales no atendidas a tiempo.
Foto: Isa Karakus / Pixabay

Las enfermedades que resultan mortales no solo afectan a las mascotas de edad avanzada, también a los cachorros que son vulnerables a ciertos males. Muchas de ellas tienen cura si se logran detectar y recibir el tratamiento adecuado a tiempo.

Insuficiencia renal

Se trata de mal propio de perros de avanzada edad que se caracteriza por pérdida de peso, pelaje en mal estado, aumento de sed y/o de la micción, hipertensión, anemia, mal aliento, presencia de proteínas en la orina (proteinuria), descenso del potasio en sangre (hipopotasemia), incremento de los fosfatos (hiperfosfatemia). En la dieta del can con este padecimiento se debe restringir el aporte de sodio y de proteínas y proporcionar agua a demanda, según El Comercio.

Parvovirus canino

Se trata de una enfermedad que puede manifestarse a cualquier edad del perro, pero es más frecuente en cachorros. Es muy contagiosa porque se transmite a través de las heces contaminadas por el virus parvovirus de otro perro. Entre los síntomas más frecuentes están diarrea con sangre, vómitos, fiebre, deshidratación, apatía, pérdida del apetito, reducción de leucocitos en sangre.

Algunas veces el virus puede alcanzar las bacterias de la microbiota y generar una infección bacteriana secundaria que requerirá antibióticos para revertirla. La actuación terapéutica tratará de mitigar los síntomas, ya que no tiene cura, por lo regular se emplearán antieméticos para aminorar los vómitos, antidiarreicos y hemostáticos para contener las hemorragias. La prevención con vacunas e higiene y desinfección adecuadas evitará el sufrimiento de la mascota.

Foto: Maria Boström/Pixabay. Las medidas preventivas son de vital importancia para la salud de tu perro.

Distemper o moquillo

A este padecimiento también se le conoce como enfermedad de Carré, misma que es causada por el morbillivirus que es inhalado a través de multitud de aerosoles. Es una enfermedad muy frecuente en los cachorros de entre 3 y 6 meses de vida, daña el sistema respiratorio, los ganglios e incluso el sistema nervioso.

Las manifestaciones de moquillo pueden percibirse por secreción en los ojos, vómitos, diarrea, temperatura corporal superior a los 40º, secreción nasal, trastornos reproductivos, inapetencia, lesiones ópticas y artritis reumatoide. Su tratamiento se asemeja al indicado para el parovirus y de igual manera su mejor prevención es vacunar al animal de compañía en los tiempos indicados.

Enfermedad del gusano del corazón o dirofilariosis

Este terrible mal es producido por una especie de nematodo parásito (Dirofilaria immitis) que se expande de huésped a huésped a través de las picaduras de mosquitos. En su primera etapa los síntomas son ligeramente visibles, pero cuando los gusanos alcanzan el corazón o los pulmones su gravedad ya es severa.

Los síntomas son dificultad para respirar, tos, fatiga extrema, daño hepático, insuficiencia cardíaca. Para atacar esta afección serán necesario administrar fármacos para destruir los gusanos y anticoagulante para evitar los trombos. La dirofilariosis se puede prevenir evitando los paseos al amanecer o al atardecer por la acumulación de mosquitos en esos horarios, además se puede recurrir a pipetas, collares o dispositivos ultrasónicos para repeler la proximidad de los parásitos.

Cáncer

El riesgo de que tu perro desarrolle cáncer aumenta notablemente se da a partir de los 10 años de edad. El 20 % de los pacientes caninos con cáncer padecen linfoma. El hermangiosarcoma o cáncer en las células que recubren los vasos sanguíneos, el carcinoma mamario en las perras no estirilizadas, el osteosarcoma o el melanoma son otras de sus variantes que más muertes causan entre los perros.

Te puede interesar: El acné en los perros y cómo combatirlo eficazmente

Leer más: Las causas por las que tu perro se come sus heces y cómo evitarlo