Estados Unidos rebasa los 51,000 contagios de coronavirus, pero Trump presiona para “reabrir” al país

El mandatario reconoce que morirá mucha gente por la "gripa", pero advierte suicidios por la recesión
Estados Unidos rebasa los 51,000 contagios de coronavirus, pero Trump presiona para “reabrir” al país
Nueva York está en máxima alerta para intentar reducir contagios.
Foto: Misha Friedman / Getty Images

Estados Unidos sumó casi 10,000 casos de coronavirus en menos de 24 horas, acumulando 51,542 contagios, además de que las autoridades reportan 674 muertes.

Las cifras siguen aumentando alarmantemente en el país, ya que del domingo a la fecha se contabilizaron casi 20,000 casos más, la mayoría en el estado de Nueva York, que actualmente suma más de 25,000, confirmándose como el epicentro del contagio.

A pesar de los datos, el presidente Donald Trump presiona para que los comercios reabran y las empresa operen regularmente, poniendo como fecha límite el 12 de abril, es decir, la semana de Pascua, adelantó en un foro de Fox News, donde dijo que el país corre más riesgo por la inestabilidad que por esta “gripa”.

El mandatario escogió esa fecha porque es el Domingo de Resurrección y las iglesias estarían “repletas”, además de que es un día especial para él, afirmó.

“Vas a perder a varias personas por la gripa, pero vas a perder a más personas al poner a un país en una recesión o depresión masiva”, dijo el mandatario. “Vas a perder gente. Va a haber miles de suicidios”.

La postura del mandatario ha sido criticada por expertos, incluido el Dr. Anthoy Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, quien no ha aparecido en las conferencias de prensa de la Casa Blanca y no fue integrado al panel para explicar la situación en los Estados Unidos.

También surge en medio de la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre que EEUU podría convertirse en el epicentro mundial de la pandemia.

En Ginebra, la portavoz de ese organismo internacional, Margaret Harris, advirtió que hubo una “aceleración muy grande” en las infecciones en los Estados Unidos.

El principal lamento del presidente Trump no son las personas que morirán, sino el problema económico que enfrentará el país.

“Vas a tener que pasar todo tipo de cosas. Vas a tener inestabilidad. No puedes entrar y decir vamos a cerrar los Estados Unidos de América, el país más exitoso del mundo, por mucho”, defendió. “No podemos permitir que la cura sea peor que el problema”.

Esa última frase fue escrita el lunes por la noche en su cuenta de Twitter.

“Nuestra gente quiere volver al trabajo. Practicarán el distanciamiento social y otras sugerencias, y las personas mayores serán vigiladas”, afirmó. “Podemos hacer dos cosas juntos. ¡LA CURACIÓN NO PUEDE SER PEOR (por mucho) QUE EL PROBLEMA! El Congreso DEBE ACTUAR AHORA. ¡Volveremos fuertes!”

Anteriormente, el mandatario incluso reconoció que el país podría volver a la normalidad hasta junio o julio, pero su postura ha cambiado. Incluso se reportó un plan de 18 meses del impacto del COVID-19 en EEUU.

Ahora el presidente Trump cree que la gente puede volver a trabajar si toma las debidas precauciones.

“Podemos hacer mucho de lo que estamos haciendo y podemos hacerlo desde un entorno laboral en lugar de un entorno en el que todos están encerrados”, defendió. Aseguró que eso ayudaría a salvar empleos. “Eso causa la muerte y eso causa muchos problemas. Estas son personas, quieren salvar sus negocios, no quieren estar encerrados en alguna habitación o apartamento”.

Mientras avanza esa presión, New York registra 25,665 casos y 210 muertes. Ni la suma suma de los otros nueve estados con más casos alcanzaría el número de la entidad, considerada el epicentro.

New Jersey acumula 2,844 enfermos y 27 muertos; California 2,240 casos y 41 muertes; Washington 2,101 contagios y 109 fallecidos; Florida 1,401 casos y 17 muertes, según el rastreo de la Universidad de Johns Hopkins.

En tanto Michigan reporta 1,324 enfermos y 16 mueros; Illinois 1,285 casos y 12 muertes; Louisiana 1,172 pacientes y 34 fallecidos, y Georgia 1,026 casos y 32 muertos.