¿Preocupado por tu hipoteca? Lo que debes hacer durante tu cuarentena por coronavirus

Revisa si eres elegible para los apoyos gubernamentales hipotecarias

Muchas personas temen perder su casa mientras más duren aisladas.
Muchas personas temen perder su casa mientras más duren aisladas.
Foto: Mohamed Hassan / Pixabay

La cuarentena impuesta por varias ciudades de Estados Unidos para evitar la propagación del coronavirus ha generado, entre otras cosas, una situación económica preocupante para muchas familias que han tenido que dejar de trabajar y no tienen claro como podrán pagar sus deudas crediticias como la hipoteca.

Dentro de las medidas que el gobierno de Donald Trump ha buscado establecer para aminorar el impacto económico del país destacan: liberar 2 billones de dólares para reactivar diversos sectores económicos; el plan de pagos directos en efectivo de $1,200 en abril para todos los hogares estadounidenses y la indulgencia hipotecaria por hasta tres meses para propietarios con préstamos de Fannie Mae o Freddie Mac.

Sin embargo, es posible que estas medidas no les permitan a muchas personas cubrir sus deudas financieras, sobre todo para aquellos que continúan pagando su casa, tomando en cuenta que el pago mensual promedio de la hipoteca a partir de 2017 fue de alrededor de $1,500, según datos de la Oficina del Censo de EEUU.

Si crees no poder solventar de manera regular el pago mensual de tu hipoteca por la compleja situación sanitaria que ha puesto a nuestro país en el primero del mundo en rebasar la cifra de los 100,000 casos de COVID-19, lo primero que debes hacer es comunicarte con tu acreedor o prestamista, tal como lo sugiere Greg McBride, analista financiero en jefe de Bankrate.com, para Fox Business: “el mejor consejo es realmente ponerse en contacto con sus prestamistas y otros acreedores y asesorarlos sobre su situación”.

De acuerdo con McBride, los prestamistas estarían dispuestos a trabajar en una solución financiera que pudiera ayudarte, si perciben tu proactividad para negociar ante el actual contexto sanitario, sobre todo cuando los préstamos por vivienda y automóviles, dos de los más grandes gastos en un presupuesto familiar, por lo que a las compañías no les conviene que falles en tu mensualidad.

-También te puede interesar: