Comisionada de Salud: “Preparamos nueva artillería para enfrentar ferocidad del coronavirus en Queens y El Bronx”

En una entrevista con El Diario, la Dra Oxiris Barbot anuncia más recursos para proteger a las comunidades hispanas del COVID-19

Comisionada de Salud: “Preparamos nueva artillería para enfrentar ferocidad del coronavirus en Queens y El Bronx”
Comisionada de Salud, la Dra Oxiris Barbot, ha participado cada día en las ruedas de prensa sobre el coronavirus junto al Alcalde.
Foto: Flickr.nycmayorsoffice / NYC Mayoral Office

La Gran Manzana sigue siendo generadora de las peores noticias sobre el avance de la pandemia del coronavirus en todo el mundo. Desde el 1 de marzo, cuando las autoridades confirmaron la primera muerte de una señora de 80 años, la desolación, la angustia y la sorpresiva curva ascendente de decesos y casos positivos, no han tenido pausas.

En esta semana, cuando la pandemia entró en una especie de acelerador en los cinco condados, las autoridades de Salud de la Ciudad revelaron que la muerte por complicaciones causadas por el nuevo virus, tiene acento en español: 34% de los decesos por COVID-19 provienen de comunidades hispanas.

Esta tendencia pareciera responder a muchas variables, una de ellas se explica en el hecho de que un tercio de los hispanos en Nueva York, aproximadamente un millón de personas, son indocumentados y sin seguro médico. Esto causa que sigan trabajando, en lo que puedan, sin guardar cuarentena. Y en caso de tener síntomas, les da miedo acudir a un hospital.

El Diario conversó con la Dra Oxiris Barbot, comisionada del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York (DOHMH), para conocer si este nuevo costado de la crisis de salud pública, implicaba un cambio de rumbo en las estrategias, para hacerle frente a un virus que hasta este jueves había cobrado la vida de cerca 4,500 neoyorquinos, ensañándose en los vecindarios que por definición son hogares de inmigrantes latinos.

Ya con la información estadística a la mano que confirma que el coronavirus está afectando de una manera considerable a los hispanos y a los vecindarios más pobres de la ciudad. ¿En qué cambia la estrategia y la visión del Departamento de Salud para enfrentar esta pandemia?

– El alcalde Bill de Blasio, anunció un plan que estará enfocado en las comunidades hispanas. Queremos afinar nuestra estrategia para que la información de prevención, que estamos divulgando por muchos medios, llegue al núcleo de estas comunidades. Vamos a dirigirnos con más precisión a comunidades como Queens y El Bronx, por medios no tradicionales, a través de llamadas robóticas, en varios idiomas. Se trata una campaña multimillonaria en 14 idiomas, para asegurarnos que usando esquemas de comunicación innovadores y bien segmentados, podamos enfocarnos en estas comunidades. También seguiremos ampliando los recursos de los hospitales públicos que están localizados y que tienen influencia en estos vecindarios, para que los pacientes cuenten con recursos médicos de calidad. Esta misma semana, vamos a iniciar con estas políticas. A más tardar este lunes.

 – ¿Qué es lo más importante que a su criterio se le deben transmitir a los hispanos, especialmente a los indocumentados, que están en la línea de máxima exposición porque tienen que salir a buscar el sustento, haciendo deliveries y trabajos de mantenimiento o sencillamente estando aislados, pero en residencias o en casas, en donde viven con muchas personas por razones económicas?

– Yo debo subrayar dos aspectos. Todos deben estar claros que en esta ciudad no rechazamos a los inmigrantes. Disponemos de una red de hospitales públicos en la cual no se le niega la atención a ningún neoyorquino por su estatus migratorio o porque no cuente con seguro médico. En segundo término, debemos recordar que si alguien se siente mal, con fiebre, tos, malestar y después de 4 ó 5 días no está mejorando o por el contrario está empeorando, quiero que sepan que esos hospitales están allí para darle los servicios médicos que necesitan.

Hay que destacar la importancia de aplicar los mensajes de prevención, especialmente el mensaje que hemos dado de que la gente se cubra la nariz y la boca cuando salgan.

Vamos a enfocar más recursos en estas comunidades vulnerables usando otras estrategias. Nos planteamos utilizar los hoteles que ahora están disponibles ante esta emergencia, para trasladar a personas que sean positivos en COVID-19, pero que no pueden estar aislados porque están viviendo con varias familias en la misma casa. Estamos analizando en detalle este plan de asistencia.

Dra Oxiris Barbot razona que la comunidad científica no tiene del todo claro cómo enfrentar este nuevo virus.

“Estamos descubriendo cómo enfrentar el virus”

– La información de actualización estadística que proporciona hasta el momento el departamento de Salud incluye casos positivos, hospitalizaciones, muertes y los condados afectados ¿Tienen previsto incluir la variable grupos étnicos en esa data?

Definitivamente sí, pero en medio de una emergencias de estas características es bastante complicado completar esta información. Los datos que podemos mostrar en nuestra página web, depende de lo que nos trasmitan los hospitales o los laboratorios comerciales. Los detalles de información racial no se han estado transmitiendo, lamentablemente, de una manera adecuada. Hemos tenido que recurrir a otras técnicas para poder recabar y procesar estos datos. En el caso de las personas que han fallecido, en cuanto a sus datos étnicos o raciales, calculo que tenemos un 63% de aproximación. Vamos a seguir buscando diferentes maneras para aumentar la precisión de estos datos, que son sumamente importantes. Nos ayudarán a entender más esta pandemia, para ofrecer más prevención e información a las comunidades que más lo necesitan.

– ¿Desde que la Ciudad asumió que el coronavirus era una amenaza para los neoyorquinos a inicios de febrero, en algún momento manejaron el escenario de que la ciudad de Nueva York sería el epicentro del virus en el país, porque en la narrativa inicial se hablaba de un riesgo muy bajo?

En ese momento teníamos muy pocos casos. Con la información que teníamos en términos científicos, sobre el nuevo virus, todo apuntaba en este instante que el riesgo era muy bajo. Lo que estábamos transmitiendo era lo que la ciencia en ese momento nos indicaba. Todavía hoy estamos descubriendo como enfrentarlo. Con los nuevos hallazgos, podemos transmitir información más valiosa. Ninguno de nosotros, ni este este país, ni en el mundo, tiene la experiencia en lidiar con una pandemia tan feroz.

– ¿Qué indicación o alerta, ahora que se conoce mucho más sobre la naturaleza de la transmisión del virus, se le puede dar a los trabajadores esenciales que en su gran mayoría son hispanos, que deben seguir usando diariamente el servicio de Subway?

Hace poco dimos el mensaje a los neoyorquinos que se le recomienda tener cubierta la boca y la nariz, cuando sea necesario salir. Recientemente un estudio científico demostraba que las personas que tiene COVID-19 podía transmitirlo aún dos o tres días antes de desarrollar los síntomas. Esto es un ejemplo de cómo nuestras estrategias han cambiado. Así vamos desarrollando estrategias en base a los hallazgos que están saliendo. Para los neoyorquinos y además en este caso a los los hispanos que deben salir a trabajar en este tiempo, lo más importante es que tengan cubierta para la cara. Todos son mensajes de prevención, que seguiremos promoviendo.