Presionan a Trump para extender automáticamente permisos de trabajo ante coronavirus

Congresistas se suman a defensores de inmigrantes

Presionan a Trump para extender automáticamente permisos de trabajo ante coronavirus
No todas las autorizaciones de empleo tienen extensión automática.
Foto: USCIS

Más de 100 representantes demócratas en el Congreso de Estados Unidos pidieron al Gobierno del presidente Donald Trump que extienda automáticamente los permisos de trabajo de los migrantes documentados que encaran un vencimiento de esas autorizaciones.

Los legisladores, encabezados por el Caucus Hispano en el Congreso (CHC), enviaron una carta al secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, solicitando la extensión de esos permisos como respuesta a la emergencia nacional causada por la pandemia de COVID-19.

El 13 de marzo el presidente Trump declaró una emergencia nacional debido a la pandemia, y los legisladores pidieron al Gobierno que, mientras dure la tal emergencia, se extiendan automáticamente los permisos de trabajo para todos los inmigrantes, incluidos los beneficiarios del programa DACA, promulgado en 2009 por el entonces presidente Barack Obama y que ampara a quienes fueron traídos ilegalmente al país cuando eran menores de edad.

La carta, que también se refiere a los extranjeros amparados por protecciones temporarias (TPS), solicita la extensión de los permisos que expiran dentro de un año (a la fecha de la misiva) o 90 días después que Trump rescinda su declaración de emergencia nacional.

La pandemia de COVID-19 “requiere una respuesta nacional y las pérdidas generalizadas de empleos y las vitales medidas adoptadas por los gobiernos federal, estatales y locales para combatirla, levantaron barreras significativas para quienes tienen un permiso de trabajo y buscan renovarlo”, señaló la carta.

“Al menos 270 millones de personas en 33 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico están bajo órdenes de ‘quedarse en casa’, lo cual significa que los migrantes no pueden salir de sus casas para reunir los documentos necesarios, imprimir, preparar y enviar por correo las solicitudes”, agregó.

Los tribunales de inmigración tenían ya, antes de la declaración de emergencia nacional, más de un millón de casos atrasados que incluyen las extensiones de visas y los trámites para la obtención de residencia legal permanente o ciudadanía.

Los legisladores apuntaron que a ello ahora se suman las dificultades financieras para pagar las tarifas, el cierre de las oficinas que ofrecen servicios legales, las órdenes de ‘quedarse en casa’ y mucho más.

“La continuación del permiso de empleo asegurará que quienes ganan ingreso puedan sustentar a sus familias durante esta pandemia, puedan pagar por el cuidado médico crítico y apoyen a nuestra nación en la recuperación económica”, añadieron.