Joven DACA fue arrestado por agente de ICE que le dijo era “policía”. Ahora él demandó a “La Migra”

Los agentes de ICE no pueden pedir que se abra la puerta de la casa diciendo que son policía
Joven DACA fue arrestado por agente de ICE que le dijo era “policía”. Ahora él demandó a “La Migra”
Dreamer Osny Sorto junto a su madre Maria Vazquez en el 2018 habló acerca de su detención en Adelanto Detention Center. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Osny Sorto-Vásquez Kidd dijo haber sido detenido en su hogar hace poco más de un año por agentes de inmigración que se hicieron pasar por la policía local. Ahora, junto a otras organizaciones, entabló una demanda contra la entidad para que dejen de usar esta supuesta práctica.

El joven de 25 años, quien es asistente de enfermero y beneficiario de DACA, dijo que los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) llegaron el 3 de octubre del 2018 por la mañana al edificio donde vive con la excusa de que estaban buscando a un criminal.

Al salir a abrir el portón cuenta que inmediatamente fue arrestado y que una agente le dijo que no era policía sino una agente de ICE.

Sorto, de raíces hondureñas, fue acusado de tener una orden de deportación final y fue llevado a un centro de detención en Adelanto, CA donde permaneció tres meses.

“Todo esto ha sido una experiencia traumática, no solo emocionalmente sino también económicamente”, dijo el joven. “Mi madre y yo somos los proveedores de la familia y tengo un hermanito enfermo. Me dolía mucho no estar ahí para lo que necesitara”.

Tras lo ocurrido, Sorto se unió a Inland Coalition for Immigrant Justice (ICIJ) y la Coalición Proinmigrante por los Derechos Humanos (CHIRLA) para presentar una demanda colectiva en el Tribunal de Distrito de EEUU en Los Ángeles con el fin de obligar a los agentes de ICE a dejar de usar la táctica de suplantación y otras prácticas ilegales durante los arrestos domiciliarios.

La demanda fue archivada este jueves por la Fundación Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) del Sur de California, la Clínica de Derechos de los Inmigrantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de California en Irvine y el bufete de abogados Munger, Tolles & Olson LLP.

Osny Sorto (centro) junto a su familia. (Suministrada)

Michael Kaufman, abogado senior de la Fundación ACLU de SoCal indicó que la demanda busca detener las tácticas de ICE que violan las protecciones fundamentales en el hogar que dicta la Constitución.

En los últimos años, “los agentes de ICE que carecen de órdenes judiciales han empleado la táctica de engañar a miembros desprevenidos de la comunidad para que les permitan ingresar a sus hogares”, indicó Kaufman.

“Estas desafortunadas acciones siguen un patrón común. Los agentes de ICE llegan por la mañana golpeando las puertas y visten ropas o uniformes negros con la palabra policía”, explicó el abogado en teleconferencia.

Una vez que el inmigrante o familiar abre la puerta, los agentes dicen que son policías investigando un crimen o que el automóvil de algún residente del hogar tiene problemas y le piden que salgan.

“Solo después de que el residente sale o permite que los oficiales entren, los agentes de ICE revelan su verdadera identidad y el propósito para arrestar a la persona”, señaló Kaufman.

Añadió también que ICE se aprovecha de los miembros de la comunidad que quieren ayudar a la policía.

“Por estas razones, los líderes estatales y locales han implorado a ICE que deje de hacerse pasar por la policía porque socava sus esfuerzos para garantizar la seguridad pública de nuestras comunidades”, dijo Kaufman.

Aún más problemático es el hecho de que se han reportado detenciones de inmigrantes por agentes de ICE durante la pandemia del coronavirus, indicaron activistas proinmigrantes.

Pese a que a los residentes se les ordenó permanecer dentro de sus hogares, muchos no se sienten seguros ya que temen que ICE llegue en cualquier momento.

No pueden entrar a la casa

La profesora Annie Lai, codirectora de la Clínica de Derechos de Inmigrantes Legales de la UCI, dijo que el hogar es un lugar con un alto nivel de protección bajo la Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos con algunas excepciones muy limitadas.

“Los agentes de ICE, al igual que otras entidades de la ley no pueden ingresar al hogar o ciertas áreas protegidas alrededor del hogar sin una orden judicial o consentimiento”, explicó Lai.
Agregó que cuando una agencia de la ley va a arrestar a una persona a su hogar debe tener una orden judicial.

“El tipo de suplantación que estamos desafiando específicamente en esta demanda es cuando ICE finge ser otro agente del gobierno, como la policía local o de libertad condicional para investigar un delito o llevar a cabo otros negocios gubernamentales inventados”, dijo la profesora.

Lai enfatizó que es inconstitucional tratar de participar en este tipo de engaño, para obtener el consentimiento para ingresar al hogar.

La demanda presentada ayer como una “Class Action” pide una declaración de ICE aceptando que sus practicas son ilegales y una orden judicial de la corte que pida que ICE detenga sus prácticas ilegales.

“Hay una parte del caso que no es una demanda colectiva. Y ese es el reclamo de indemnización para Osny Kidd [Sorto] por el daño que sufrió”, aseveró Lai.

Añadió que aunque hay una limitación en las funciones de la corte debido a la pandemia, los jueces de las cortes federales continúan trabajando y por ello, se pudo archivar la demanda.

La presentación de la demanda esta acompaña de una campaña para continuar informando a las personas sobre sus derechos constitucionales cuando se encuentran con ICE en sus hogares.

Se puede encontrar más información sobre la campaña en http://icenotwelcome.org/.

¿Qué dice ICE?

En respuesta ICE indicó que no puede comentar sobre litigios pendientes. Sin embargo, añadió que la palabra “POLICE” es un símbolo universalmente reconocido por las autoridades de la ley.

“En la mayoría de las culturas es una distinción importante dado que muchas de las personas con las que interactúa ICE no hablan inglés”, indicó Alexx R. Pons, portavoz de ICE.

“Dada la naturaleza inherentemente peligrosa del trabajo de los agentes de ICE, su capacidad para establecer rápidamente su identidad como personal juramentado de la ley podría significar la diferencia entre la vida y la muerte”.