Un sacerdote a bordo de una avioneta bendice desde el cielo a su ciudad por el coronavirus

Un sobrevuelo para invocar la protección divina de la población asediada por la pandemia

Bendición aérea.
Bendición aérea.
Foto: Arquidiócesis de Tijuana. / Cortesía

Un sacerdote de la Arquidiócesis de Tijuana sobrevoló este jueves esa ciudad fronteriza de México para bendecir desde el cielo a la población e invocar la protección divina por el coronavirus.

El acto religioso al que convocaron los líderes de la Iglesia Católica de la ciudad, denominado “Solemne Bendición Aérea”, buscaba mejorar el estado de ánimo de la población asediada por la pandemia.

La avioneta despegó al mediodía llevando a bordo al padre Jorge Eduardo Zárraga, quien con el Santísimo Sacramento en manos (la urna donde se guarda la hostia consagrada) sobrevoló las ciudades de Tijuana, Playas de Rosarito y Tecate, las cuales comprenden la jurisdicción de la Arquidiócesis.

El arzobispo Francisco Moreno Barrón dijo que este acto de bendición solemne desde el cielo fue para pedir a Jesucristo por el fin de la pandemia.

A través de la página de Facebook de la Arquidiócesis de Tijuana se llevó a cabo la transmisión en vivo de la bendición aérea, la cual había sido visto cerca de 400 mil veces.

Bendición aérea

 

Benditos trabajadores

Desde las altura el padre Zárraga hizo una y otra vez la señal de la santa cruz mientras la avioneta sobrevolaba hospitales para bendecir a los enfermos y a quienes trabajan en su cuidado médico.

“Con esta bendición le pedimos a Jesús por los enfermos de COVID-19, que conceda el descanso eterno a los que han muerto y que dé consuelo a las personas que han perdido a sus familiares”, dijo el arzobispo de Tijuana.

“Pedimos por el personal médico, por el personal de limpieza, por todas estas personas maravillosas que están haciendo este gran trabajo”, mencionó, “pedimos por la comunidad, para que nos cuidemos unos a otros, para que seamos solidarios con los más necesitados y que salgamos más unidos con la sociedad, con la enseñanza que nos deja esta experiencia tan dolorosa”.

Para el arzobispo Moreno, la ciudad de Tijuana está enfrentando esta crisis con madurez y considera que esta situación de emergencia ha acrecentado la fe de los fieles católicos.

“En general percibo que aún las personas más indiferentes o incrédulas, de alguna manera se han sentido impresionadas por este acontecimiento, han tenido detalles de cercanía hacia las demás personas”, agregó. “Espero que esta solidaridad sea más fuerte mientras avanza la pandemia”.

Con información de Yolanda Morales/Cobertura 360.