Dueños de propiedades solicitan sexo a cambio de techo durante la cuarentena

El acoso sexual y la violencia son efectos secundarios que está dejando la pandemia del coronavirus
Dueños de propiedades solicitan sexo a cambio de techo durante la cuarentena
Los inquilinos están siendo amenazados por los dueños de las propiedades con aumentar el alquiler si se niegan a tener relaciones sexuales.
Foto: John Moore / Getty Images

Un informe de NBC News señala que está aumentando la solicitud de servicios sexuales por parte de algunos propietarios de vivienda a cambio del pago del alquiler para inquilinos vulnerables durante la pandemia del COVID-19.

El aumento de las solicitudes se produce cuando el desempleo en Estados Unidos ha aumentado en más de 22 millones de personas en tan solo cuatro semanas desde que los negocios comenzaron a cerrar sus puertas por la pandemia del coronavirus.

El despido y la falta de empleo ha dejado a ciento de inquilinos sin la posibilidad de pagar el alquiler a sus caseros que a pesar de la congelación de los alquileres en algunos estados y la distribución de los cheques de ayuda económica, algunos analistas advierten que no solucionará el problema en el largo plazo.

Khara Jabola-Carolus, directora ejecutiva de la Comisión Estatal de Hawai sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer, dijo a NBC News que su oficina ha visto un número creciente de informes de propietarios que están acosando a sus inquilinos.

En algunos casos, dijo la funcionaria, los propietarios están sugiriendo tener sexo a cambio de su alquiler, enviando una ola de mensajes lascivos e incluso están ofreciendo mudarse con sus inquilinos.

Relacionado: Abuso sexual, una de las heridas que comparten las personas sin vivienda.

“La coacción de los propietarios siempre ha sido una realidad, pero nunca hemos visto nada como esto”, dijo Jabola-Carolus.

La pandemia de coronavirus está creando condiciones perfectas para que el virus esté añadiendo una tensión económica a la gente que ha perdido el trabajo, especialmente en estados como Hawaii donde su economía es impulsada por el turismo.

El informe señala que los inquilinos están siendo amenazados con aumentar el alquiler si se niegan a tener relaciones sexuales como pretexto de cubrir los gastos de alquiler creando un peligroso efecto secundario que está dejando la pandemia del coronavirus.

Durante las últimas semanas diferentes departamentos de policía en todo el país han informado de un aumento de la violencia doméstica durante la cuarentena, ya que las víctimas se ven obligadas a permanecer con sus abusadores.

RelacionadoCasi un tercio de los inquilinos no pagaron la renta este mes.

Los expertos han advertido que el desempleo sumado al estrés por la incertidumbre, están impulsando las condiciones de abuso hacia los menores.

En caso de presentar algún tipo de abuso los inquilinos deben presentar un informe a la policía local y buscar ayuda.  Las organizaciones de derechos humanos señalan que el acoso de los propietarios es ilegal según la ley federal.

También te puede interesar: