5 formas de cocinar huevos muy a la mexicana

Los huevos mexicanos se acompañan de tortillas de maíz y frijoles; los hay rancheros, divorciados, a la mexicana, tirados…

Los huevos son el desayuno ideal, son sabrosos y muy nutritivos. Aunque en el pasado fueron juzgados mal, investigaciones recientes les han hecho justicia y los califican como un alimento muy saludable. Así que decidimos compartirte las 5 formas más populares de preparar los huevos en la cocina mexicana, todos ellos acompañados de tortillas y frijoles refritos.

Huevos a la mexicana

Foto: Danny Pérez Palacios/Pixabay

Tienen los colores de la bandera de México. Hechos con cebolla, chile verde (serrano o jalapeño) picados y tomates cortado en cubitos.

Se fríen los vegetales en un poco de aceite hasta que los tomates estén un poco o cocidos por completo (al gusto). Se añaden los huevos, se dejan cocer por un minuto y se revuelen, agrega una pizca de sal y cocina por otros dos o tres minutos hasta que los huevos estén listos.

Huevos rancheros

Foto: William Neuheisel/Creative Commons

Par de huevos estrellados servidos sobre una tortilla pasada por aceite y bañados con salsa ranchera, puede ser verde o roja.

Huevos divorciados

Foto: Alejandro Linares Garcia/Commons

Estos huevos se sirven juntos, pero no revueltos. Se preparan de manera similar a los huevos rancheros, solo que cada uno servido sobre una salsa diferente, verde y roja. Una línea de frijoles refritos los separa.

Huevos albañil

Huevos revueltos recién hechos se mezclan con salsa, principalmente hecha de chile seco.

Preparación

Cocina los huevos revueltos en aceite caliente.

Salsa (para 8 huevos): Asa 3 jitomates, ½ cebolla, 1 diente de ajo y 3 chiles de árbol secos. Posteriormente licúalos. En el sartén caliente donde se cocieron los huevos, agrega la salsa y una pizca de sal. Deja cocer durante 2 minutos. Añade los huevos y deje cocer por 2 minutos más.

Huevos tirados, con frijoles o la veracruzana

Los huevos revueltos con frijoles negros hechos a la veracruzana son caldosos. En algunos restaurantes, los también llamados huevos tirados, son menos caldosos y se acompañan con una micha o bolillo; mientras que en otros lugares son envueltos en una tortilla y bañados con la salsa de frijol negro que aparentan ser enchiladas de frijol o enfrijoladas.