Video: Denuncian brutalidad policial durante arresto de grupo que violaba distanciamiento social en NYC

Imágenes del incidente ocurrido en el East Village muestran a un oficial dando golpes a un civil que cae en el suelo

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) amaneció este lunes bombardeado por fuertes críticas de neoyorquinos indignados, luego que se dieran a conocer varios videos que muestran a un oficial realizando un brutal procedimiento de arresto en el East Village, en Manhattan, y en el cual usó una pistola taser para dominar a un civil, a quien luego de tirarlo al suelo, lo siguió golpeando varias veces en la cara y el cuerpo.

Testigos informaron a varios medios locales que lo que comenzó como un procedimiento policial para dispersar a un grupo que no cumplía con las normas de distanciamiento social contra el coronavirus, terminó en una situación violenta con un oficial vestido de civil dando golpes a un hombre en la cara luego de amenazarlo con la pistola taser. El incidente ocurrió el sábado alrededor de las 5:30 p.m., en la esquina de la calle 9 este y la avenida D.

Varios videos del incidente empezaron a verse en las redes sociales desde el mismo sábado en la noche, y ya para el domingo se habían convertido en virales.

El comisionado de Policía Dermot Shea indicó esta mañana que el Departamento ya había iniciado una investigación interna sobre el incidente y que el oficial involucrado fue puesto en ‘funciones modificadas’, lo que significa que fue sacado de las calles y no puede estar en contacto con civiles.

“Estamos en el proceso inicial de recabar todas las evidencias de los hechos, pero puedo decir que se usaron tácticas con las que no estoy muy feliz de ver, y eso fue lo que motivó la decisión de poner en funciones modificadas a este oficial, hasta que se complete la investigación al respecto”, indicó el máximo jefe del NYPD.

Ante la avalancha de críticas y denuncias de activistas y organizaciones el mismo alcalde Bill de Blasio condenó el hecho, y en su cuenta de Twitter publicó: “Vi el video del Lower East Side y en verdad que quedé perturbado con lo que vi. El oficial involucrado fue puesto en trabajo modificado y una investigación ha comenzado. El comportamiento que vi en este video es simplemente inaceptable”.

En total tres personas fueron arrestadas durante el incidente y llevadas a la comisaría 9, y allí fueron impuestos de cargos de posesión de un arma, posesión e marihuana, conducta desordenada y resistir el arresto.

¿Y las máscaras de los policías?

Al condenar la acción de los miembros de la Uniformada, el grupo de defensores The Legal Aid Society destacó que los oficiales que aparecen en el video no tenían máscaras, lo que critican ya que precisamente estaban arrestando a las personas por no cumplir con la normas para combatir el coronavirus, siendo precisamente una de ellas el taparse la boca y nariz mientras se está en la calle.

La Alcaldía y la Policía de Nueva York deben reconsiderar seriamente el reforzamiento del distanciamiento social que conduce a escaladas que involucran el uso de armas taser y agresiones violentas”, dijo Tina Luongo, de la unidad de Defensa Criminal en The Legal Aid Society.

La abogada agregó que lo que es igualmente inquietante “es que algunos de estos oficiales, que aparentemente estaban haciendo cumplir las leyes de distanciamiento social, estaban violando esas mismas leyes al no usar máscaras protectoras, poniendo en peligro la vida de todos los neoyorquinos a su alrededor. Hacemos un llamado a la policía de Nueva York para que divulgue los nombres de todos estos oficiales a la vez y solicitamos su disciplina inmediata”.

Y el nombre del oficial involucrado fue revelado por la organización Communities United for Police Reform (CPR), que en un comunicado lo identificó como Francisco García y pidió su inmediato despido.

“El Alcalde y la Policía deben divulgar de inmediato los nombres de todos los oficiales involucrados en el incidente de abuso policial en el East Village. El oficial Francisco García debe ser puesto en suspensión sin pago de inmediato y los cargos disciplinarios en su contra deben ser acelerados para que pueda ser despedido”, indicó CPR.

“Este incidente es parte de una tendencia inquietante. En el terreno, estamos escuchando y viendo demasiadas historias de comunidades minoritarias acerca de policías que están cometiendo abuso de su autoridad y brutalizando a los neoyorquinos durante esta pandemia. Eso está mal y es inaceptable”, agregó el grupo, que pidió que sean los profesionales de la Salud pública y las organizaciones comunitarias, no el NYPD, los que sean responsables de educar a los neoyorquinos sobre la importancia del distanciamiento social y la creación de nuevas normas.

“Un caso poco común”

En su rueda de prensa diaria sobre el COVID-19, el Alcalde, en conjunto con el Comisionado de Policía, insistió que este era un caso aislado y poco común. “Este incidente es preocupante, pero ha habido miles, decenas de miles, de interacciones entre policías y civiles en las últimas semanas que fueron muy bien, en las cuales el NYPD fue y se aseguró de que la gente practicara el distanciamiento social”, dijo el Alcalde. “En general, hemos visto a los neoyorquinos realmente respetando el distanciamiento social y las reglas con las que estamos viviendo, y la Policía de Nueva York ha sido crucial para eso, seguirán siendo cruciales para eso”.

“No estoy contento con lo que vi. Creo que podemos ser mejores que eso, francamente”, agregó el comisionado Shea. “Pero creo que hay que verlo en el contexto de cientos y cientos de miles de encuentros en toda la ciudad”.

Tanto el Alcalde como el Comisionado insistieron que este tipo de incidentes entre policías y grupos minoritarios están en declive; principalmente debido a programas como los Oficiales de Coordinación de Vecindarios. “Recuerden que toda la fuerza policial ha sido readaptada constantemente en la reducción del escalamiento y la vigilancia de vecindarios, enfoques muy, muy diferentes a los que existían en el pasado”, dijo de Blasio.

Después de la conferencia de prensa del Alcalde, el presidente de la Asociación Benevolente de la Policía, Pat Lynch, emitió una declaración indicando: “El NYPD necesita sacar a los policías del negocio de aplicación de distanciamiento social por completo. Los cobardes que dirigen esta ciudad no nos han dado más que pautas vagas y mensajes contradictorios, dejando a los policías en las esquinas de las calles para valerse por ellos mismos”.

Este lunes también se informó que el fiscal de distrito Cy Vance decidió que no se abrirían procesos judiciales contra las personas involucradas en estos arrestos.

Exigen datos sobre arrestos

El defensor del pueblo Jumaane Williams está pidiendo la publicación de datos demográficos de los arrestos relacionados con el reforzamiento del distanciamiento social, para ver si hay disparidades en las personas que están siendo arrestadas.

Williams dijo que la Ciudad debería tener un mensaje claro de reglas y regulaciones establecidas para que las personas las sigan, así como transmitir un mensaje de cumplimiento comunitario, señalando los problemas de que muchas personas no están practicando el distanciamiento social y hay demasiadas personas que no usan máscaras, eso se debe hacer cumplir más allá de utilizar el NYPD como el principal mecanismo de aplicación de la norma.

De Blasio dijo que su oficina divulgará más datos sobre la aplicación de distanciamiento social en los próximos días, como lo solicitó el Defensor del Pueblo.

Reforzamiento del distanciamiento social:

  • 1,000 oficiales mandó el NYPD a las calles el fin de semana.
  • 3 personas fueron arrestadas.
  • 51 multas fueron impuestas en los cinco condados.
  • 43 de esas multas fueron emitidas en parques.
  • $1,000 puede ser la multa por violar la orden de distanciamiento social.
  • 60 arrestos y 343 multas se han realizado desde el 16 de marzo.