American Airlines mantiene en tierra a tripulantes que viven en Nueva York y baja 70% sus vuelos de verano

No se programará ningún avión o tripulación para pasar la noche fuera de casa

American Airlines mantiene en tierra a tripulantes que viven en Nueva York y baja 70% sus vuelos de verano
Aeropuertos congestionados: una escena que tardará en volver
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

American Airlines (AA) informó a sus tripulantes de vuelo residentes en Nueva York que estarán en tierra durante al menos otro mes a medida que la aerolínea reduce sus horarios por la baja demanda y las nuevas exigencias sanitarias para evitar contagios.

Del 6 de mayo al 4 de junio, AA sólo operará hasta 15 vuelos diarios combinados desde los tres aeropuertos del área de Nueva York y Jersey (LGA, JFK y EWR/Newark).

Para junio, AA ha reducido en 70% sus vuelos nacionales en 70% en comparación con el año pasado y hace recortes aún más pronunciados en su servicio internacional, operando sólo uno de cada cinco viajes programados en 2019, es decir, 20%.

“Estamos anunciando la difícil decisión de extender la pausa temporal realizada a asistentes de vuelo de LGA (Aeropuerto LaGuardia). Si bien vemos un aumento muy leve en los vuelos que operan desde nuestros tres aeropuertos, continuarán operando como ‘solo giro’, lo que significa que no se programará ningún avión o tripulación para pasar la noche”, dijeron los funcionarios de la aerolínea en un aviso enviado a sus empleados.

Las tripulantes de vuelo de AA continuarán recibiendo un salario base mientras estén en tierra. Pero una asistente de vuelo veterana de Queens le dijo a New York Post que el dinero que gana en sobre tiempo es lo que la mantiene a flote y que no podrá pagar su renta sólo con un salario regular.

“Tengo que trabajar sobre tiempo sólo para pagar las cuentas. No hacerlo es una gran dificultad”, dijo la azafata, y agregó que estar en tierra durante tanto tiempo la está volviendo loca.

Los tres principales aeropuertos de la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey han estado entre los más afectados por las suspensiones, con una actividad promedio de apenas 5%, ya que los federales instan a los viajeros a evitar el área triestatal, el peor punto de coronavirus del país, donde además las actividades comerciales y turísticas han estado suspendidas.

American también está reduciendo en 85% el servicio en Miami, ya que el cierre económico y las restricciones gubernamentales a los viajes internacionales han evaporado la demanda de vuelos al Caribe y América Latina.

La pandemia ha dado una paliza a la industria de las aerolíneas, lo que llevó al Congreso a incluir unos $50 mil millones de dólares en ayudas para ellas en el proyecto de ley de estímulo de $2 billones aprobado en marzo.