Cruel broma a un profesor que estaba dado clases por Zoom genera gran indignación

Su hijo dio a conocer lo difícil que también ha sido para su padre adaptarse a esta nueva vida y lo injusto que pueden llegar a ser los jóvenes al no comprender esos sacrificios

Cruel broma a un profesor que estaba dado clases por Zoom genera gran indignación
Muchos maestros han tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías.
Foto: Shutterstock

Miles de profesores han tenido que transformar sus clases y aprender a utilizar herramientas digitales debido al coronavirus. Es cierto que a muchos la transformación todavía les cuesta, y en varios casos, son sus familias quienes colaboran para que sigan adelante con su labor. En los últimos días, una cruel broma a un profesor se hizo viral y miles de personas mostraron su indignación.

Resulta que un hombre se encontraba dando una clase vía Zoom hasta que un joven de la clase virtual lo interrumpió. ”Profe, no le escucho bien, dele a Ctrl + F4 para activar el micrófono”, dijo delante -virtualmente- de todos sus compañeros y así sin más, el maestro siguió sus indicaciones.

Acto seguido, la pantalla del profesor desapareció y por lo tanto la clase comenzó a reír a carcajadas. Esto ocurrió ya que el atajo que le indicó el alumno implicaba salir de la conversación. La burla por el poco conocimiento tecnológico generó polémicas reacciones en la red ya que muchos se indignaron con la actitud de los adolescentes.

El triste episodio fue compartido por el hijo del maestro, quien contó la paciencia con la que junto a su hermana ayudan a su padre y la decepción del hombre al entender lo que había ocurrido con sus alumnos.

”No ha sido fácil para él adaptarse, nunca asiste a una clase sin prepararla con rigor y en esta contingencia por COVID-19 se ha exigido mucho más en su preparación, ha trasnochado los últimos días trabajando con dedicación y disciplina”, comenzó diciendo y continuó: “Luego del incidente y al explicarle lo que había sucedido realmente, papá se sentó y nos dijo con un profundo dolor y tristeza ‘la educación es el servicio más extraño, la gente la paga y no la quiere recibir'”.