El video de las teorías de conspiración sobre el COVID-19 contra el que batalla Facebook y Google

“Plandemic: la agenda escondida tras COVID-19” tiene dividida a la comunidad cibernética

El video de las teorías de conspiración sobre el COVID-19 contra el que batalla Facebook y Google
Facebook continúa batallando contra la desinformación en la red.
Foto: Simon / Pixabay

Facebook y YouTube han enfocado sus esfuerzos antinoticias falsas contra el video titulado “Plandemic: la agenda escondida tras COVID-19”, un seudo documental que se ha popularizado en el ciberespacio.

El compendio, que antes de la alerta de las grandes compañías tecnológicas había sido visto decenas de millones de veces, se enfoca en las teorías de conspiración sobre el coronavirus y contiene información sin fuentes médicas u oficiales que la sostengan.

Para empezar, la vocero principal del documental, Judy Mikovits, es una bioquímica caída en desgracia y desacreditada por la industria.

El video producido por Elevate, en California, y dirigida por Mikki Willis, que fue removido de las mencionadas plataformas dedica gran parte de la historia a entrevistar a Mikovits.

En la crónica se asegura que el virus fue liberado de un laboratorio para descartar totalmente que su origen sea natural. Cabe señalar que el presidente Donald Trump y otros republicanos se han hecho eco de esta hipótesis como parte de sus ataques a China, cuna del coronavirus.

En el video además se ataca la reputación del Dr. Anthony Fauci, el director del Instituto Nacional de Alergias e Infecciones, quien contínuamente aparece en las conferencias de prensa del presidente estadounidense; adicional, los visuales promueven tratamientos no aprobados contra el COVID-19.

Otras de las afirmaciones falsas es que el uso de máscaras y guantes no sirven para proteger a las personas sino que provocan que éstas enfermen todavía más.

“Sugerir que usar mascarillas te puede enfermar y te pone en riesgo inminente, así que vamos a remover el video”, dijo un portavoz de Facebook, según citado por USA Today.

Adicional, el “documental” respalda la apertura de playas, ya que supuestamente ayudan a la “curación de microbios” en el agua.

Otra de las teorías no probadas contenidas en “Plandemic” señala que las cifras de muertes por la enfermedad han sido alteradas deliberadamente para controlar a la población.

A pesar de los cuestionamientos anteriores, Willis aseguró el mes pasado que se trata de un “documental completo destinado a arrojar la luz de la verdad a los rincones más oscuros de nuestro corrupto sistema de salud”, al tiempo que emplazó a los usuarios a descargar el video y compartirlo “en un esfuerzo por evitar a los guardianes de la libertad de expresión”.

Desde entonces, lleva publicando en su perfil de Facebook declaraciones en contra de Facebook y las autoridades gubernamentales. En una de las publicaciones, Willis truena contra la supuesta decisión de los administradores de la red social de contratar al profesor Danielle Anderson para verificar la veracidad de los datos divulgados en Plandemic por un supuesto conflicto de intereses.

Dudosa reputación

Pero la reputación de la principal exponente Judy Mikovits no añade mucho a la credibilidad del producto.

En 2009, la bioquímica fue noticia, y no por las mejores razones; sino por afirmar que existía un vínculo entre el síndrome de fatiga crónica y un retrovirus, información que fue desmentida. Posteriormente,

Mikovits fue acusada de robo por apropiarse de documentos de un instituto de investigación de la que luego fue despedida.

A su favor, la científica alegó que todo se trató de una conspiración en su contra porque criticaba una serie de vacunas. Argumentó además que lo anterior la llevó a la bancarrota.