Arrestan a inmigrante por ser latino y hablar español, según su propia demanda

No había orden de detención contra el demandante ni contra su novia estadounidense, que iba con él y también fue arrestada
Arrestan a inmigrante por ser latino y hablar español, según su propia demanda
Yovani Camacho no tenía licencia de conducir. (Archivo)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Un inmigrante indocumentado ha interpuesto una demanda federal contra el municipio de Wilkes Barre, Pennsylvania, por detenerlo presuntamente por ser latino y hablar español.

La demanda ingresada por abogados de la Unión de Libertades Civiles (ACLU), que representa al hispano, señala que Mathew Godlewski y Christopher Ward, agentes de la Policía de Wilkes Barre, detuvieron a Yovani Camacho Cazares el 14 de mayo de 2018 cuando éste conducía un vehículo con una cubierta de plástico que dificultaba la lectura de la placa.

Camacho entregó a los agentes los documentos del seguro y del registro del vehículo, que estaba a nombre de su cuñado, pero dijo al agente Godlewski que no tenía una licencia para conducir y sí una tarjeta consular de identificación que también mostró a los oficiales.

A continuación, y siempre según los demandantes, Godlewski pidió asimismo la identificación de la novia de Camacho, Melissa Ponce, que es ciudadana estadounidense.

Godlewski hizo una revisión de antecedentes de Camacho y Ponce y vio que no había órdenes de arresto pendientes contra ninguno de ellos, pero de todos modos llamó a Ward para que le diera apoyo y mantuvo detenida a la pareja.

No había razón legal para que los agentes demandados continuaran deteniendo a la pareja: la cubierta que dificultaba la visibilidad de la placa del automóvil fue retirada; no había órdenes de arresto para Camacho, y Ponce tenía licencia de conducir”, señala el texto de la demanda.

Los agentes policiales no tenían una base para continuar la detención de Camacho y Ponce, añade la querella. pero “continuaron deteniéndolos sin sospecha razonable o causa legal”.

La demanda señala que el departamento de policía violó los derechos constitucionales del indocumentado al detenerlo solo por su raza y por el hecho de que hablaba español.

Aunque los agentes hicieron a Camacho preguntas sobre su situación inmigratoria, él no respondió. Goldewski se puso en contacto con la oficina regional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la cual emitió una orden de detención sobre el indocumentado.

Camacho pasó la noche encarcelado en la Correcional del Condado Luzerne y luego fue transferido a la prisión del Condado Pike para iniciar su proceso de deportación, pero luego un juez de inmigración lo dejó en libertad bajo fianza.

“La decisión unilateral de los demandados de extender ilegalmente la detención por tránsito y de detener a Camacho por más de dos horas se debió a la raza, color, etnicidad u origen nacional de Camacho“, según los demandantes.