Cadáver de anciano permanece unas 30 horas en calle de Brasil; algunos jugaban fútbol cerca como si nada

Aunque el certificado de defunción indica que el hombre murió de un ataque cardiaco, su familia alega que fue resultado de complicaciones por coronavirus
Cadáver de anciano permanece unas 30 horas en calle de Brasil; algunos jugaban fútbol cerca como si nada
Un entierro colectivo de víctimas de COVID-19 en el cementerio Nossa Senhora de Aparecida.
Foto: ALEX PAZUELLO / EFE

El cadáver de un anciano que se cree murió por coronavirus en Brasil permaneció en la calle sin que nadie lo recogiera y ante la vista de jugadores de fútbol en un parque cercano por al menos 30 horas.

El caso de Valnir da Silva, de 62 años, le añade más drama a la ya grave situación que se vive en el país sudamericano donde los casos de la enfermedad se han disparado.

Este viernes, Brasil superó a Rusia en cantidad de casos y se convirtió en el segundo país con más de 300,000 infectados.

El Ministerio de Salud de Brasil dijo ayer que el país registró un nuevo máximo de 20,803 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, lo que eleva el total de casos en la nación a 330,890.

La cifra de muertos en el ahora llamado epicentro de la enfermedad de la región ascendía a 20,047 hasta el viernes.

El cadáver del hombre fue visto entre una línea de autos estacionados y el campo de fútbol, en Río de Janeiro, el 16 de mayo.

Un fotógrafo de Reuters captó la desgarradora escena.

Residentes que se encontraba en un bar cercano llamaron a una ambulancia luego de que Da Silva comenzó a experimentar dificultad para respirar. Para el momento en que llegó el personal de emergencia, ya el enfermo había muerto. Se desconoce la razón por la que no se llevaron el cuerpo.

Un ahijado del hombre, identificado como Marcos Vinicius Andrade da Silva, de 26 años, dijo que, al día siguiente, contactó a oficiales de la policía, quienes también se negaron a recoger el cadáver. Una portavoz de la policía civil citada por el Daily Mail, argumentó que solo levantaban cuerpos en casos criminales.

Así las cosas tomó más de un día para que un equipo funerario removiera al fallecido. Residentes que conocían al hombre indicaron que los últimos meses de vida del brasileño fueron pura tragedia ya que tras la muerte de su esposa, el anciano terminó viviendo en la calle.

Aunque el certificado de defunción indica que el viudo murió de un ataque cardiaco, su familia alega que fue resultado de complicaciones por coronavirus.

Posted by Reuters Pictures on Thursday, May 21, 2020

Posted by Reuters Pictures on Thursday, May 21, 2020