COVID-19 en Nassau: Aprender a ser más compasivos

COVID-19 en Nassau: Aprender a ser más compasivos
 Hempstead, una comunidad de Long Island de 55,000 habitantes, fue la localidad del Condado de Nassau más castigada por el coronavirus.
Foto: EPA/JUSTIN LANE / EFE

El Hispanic Counseling Center es una organización de nuestra Hispanic Federation que se fundó hace más de cuatro décadas con el objetivo de combatir el consumo de drogas y alcohol entre los jóvenes de la creciente comunidad latina del Condado de Nassau, en Long Island. Desde 1977 a la fecha, el Centro amplió gradualmente sus servicios para dar respuesta a otras necesidades de nuestra comunidad.

“Al momento de caer la pandemia del COVID-19”, comenta Gladys Serrano, Directora Ejecutiva del Hispanic Counseling Center, “ofrecíamos en nuestra agencia servicios de salud mental, drogadicción y alcoholismo; servicios de violencia doméstica, servicios de prevención para las familias, y todos nuestros otros programas habituales”.

 Con ojo previsor, la dirección del Centro decidió cerrar temporalmente las instalaciones de la organización varios días antes de que la cuarentena o confinamiento comenzaran a implementarse en todo el estado de Nueva York.

 “También decidimos seguir prestando todos nuestros servicios”, añade la Directora Ejecutiva del Centro, “de manera que obtuvimos todos los equipos de comunicación necesarios para continuar con nuestro trabajo vía Telehealth”.

 Telehealth es el sistema de consultas de salud clínica y no clínica a distancia que requiere el Estado de Nueva York en reemplazo de otras formas de comunicación. Entre otras razones, por cuestiones de confidencialidad.

“Implementar los servicios de Telehealth en una situación de emergencia no es fácil”, explica Gladys Serrano, “pero el gobierno estatal se portó muy bien con nosotros, nos dio mucha flexibilidad, y por eso fue que apenas dos días después de cerrar el Centro ya habíamos reanudado los servicios a nuestros clientes”.

 Hempstead, una comunidad de Long Island de 55,000 habitantes donde se encuentra la sede del Hispanic Counseling Center, fue la localidad del Condado de Nassau más castigada por el coronavirus. En las primeras tres semanas de la pandemia se registraron allí más de 760 casos de infección.

 Gladys Serrano comenta que el sector de la población al que ayuda su organización también sufre los efectos indirectos de la pandemia, como la cuarentena.
“Las familias a las que prestamos servicios por lo general viven en espacios reducidos”, explica. “El encierro con todos los miembros de las familias, más la pérdida de trabajo, más el estrés de la enfermedad propia o de otras personas cercanas… todo eso agrava enormemente la situación”.

 Pero la Directora Ejecutiva del Hispanic Counseling Center guarda esperanzas para el futuro. “La experiencia que vivimos es muy dura, pero creo que de esto todos podremos aprender a ser más compasivos, y a estar más listos para ayudar y servir a todo el mundo. Eso, y acatar las instrucciones de protección que nos recomiendan los expertos”.
Las personas interesadas en recibir asistencia del Hispanic Counseling Center pueden llamar al (516) 538-2613, o visitar www.hispaniccounseling.org

Y para informarse sobre nuestra Hispanic Federation y sus organizaciones comunitarias, consulten en www.hispanicfederation.org.

Además, les doy el de la Línea de Información sobre el SIDA, 1-800-233-7432.

 ¡Respondan el cuestionario del Censo 2020, para que nos cuenten a todos!

¡En el 30mo aniversario de la Hispanic Federation, hasta la columna próxima! ¡Cuídense mucho, y si pueden, no salgan de sus casas! 

-Frankie Miranda es el presidente de la Hispanic Federation