5 aspectos que no estás considerando al compartir las fotos de tu hijo en redes sociales

Piensa dos veces lo que publicas de tu pequeño y dale importancia al ser precavido

Si no le gustaría que alguno de sus padres compartiera una foto suya, entonces tal vez usted no debe las fotos de su hijo.
Si no le gustaría que alguno de sus padres compartiera una foto suya, entonces tal vez usted no debe las fotos de su hijo.
Foto: Shutterstock

Un padre enamorado de sus hijos es el que disfruta compartirle al mundo todas sus gracias. Eso hasta cierto punto es normal, la paternidad significa amar, sentir orgullo y demostrarle al mundo lo que sentimos por nuestros chicos.

Pero todo esto dejó de ser algo íntimo y familiar con la llegada de las redes sociales. De tener una fotografía enmarcada en el escritorio de nuestra oficina, ahora los padres disfrutan compartir fotos y videos de sus hijos en Internet sin considerar que algo malo pueda pasar.

Los hijos muchas veces no tienen la conciencia de lo que implica la divulgación de su vida, por eso y en defensa de sus derechos, los padres deben considerar cinco aspectos importantes antes de compartir las fotografías de sus hijos en las redes sociales.

Motivo para compartir una foto. Esta es probablemente la pregunta más importante para hacerse ya que no es su información, sino la de su hijo. Debe tener una buena razón antes de enviar estos contenidos al mundo. Acostúmbrese a preguntarse esto antes de publicar.

¿Le gustaría que alguien compartiera la misma información sobre usted? Esto no siempre es el barómetro perfecto, ya que usted podría ser alguien extrovertido a quien no le preocupa compartir cosas así, y su hijo podría crecer y convertirse en alguien introvertido que prefiere mantener su privacidad. Pero si a usted no le gustaría que alguno de sus padres compartiera una foto suya desnudo en una bacinilla, tal vez no deba compartir la misma imagen de su hijo. Si su hijo tiene la edad suficiente para preguntarle, pregúntele.

Piensa en su futuro. Una cosa es contar una historia o mostrar una imagen bochornosa a una novia o a la abuela, y otra cosa es enviar esta información al mundo entero. Eso no es parte de nuestra labor como padres. Eso simplemente es cruel.

¿Hay alguna persona en el mundo que no debiera ver esta información sobre su hijo, ahora o en cualquier momento en el futuro? Si la respuesta es sí, no la comparta. Suena exagerado, pero cada vez es más común para empleadores, personal de admisión de universidades o personas con posibles intereses románticos, entre otros, hacer búsquedas en el internet sobre determinadas personas. Si lo que piensa publicar podría volverse en contra de su hijo de alguna manera, no lo publique.

Será parte de su imagen. Incluso si no es algo vergonzoso, ¿qué imagen da sobre su hijo? Piénselo. Probablemente le gustaría que vieran a su hijo como alguien inteligente, bien educado, trabajador, amable y exitoso, ¿no es cierto? ¿Lo que está publicando ayuda a esta imagen o no?

Platique con su pareja sobre la información que quieran compartir de sus hijos en redes sociales, es una buena idea conversarlo y coordinarse para que una vez que los pequeños tengan edad suficiente, puedan sentirse orgullosos del trabajo hecho por sus padres.

Esta sería una gran oportunidad no sólo para establecer las reglas de la familia; después de todo, sus hijos pueden compartir material sobre usted o sus hermanos, sino también para hablar sobre la necesidad de ser buenos ciudadanos digitales. Al final, se trata de que seamos considerados, precavidos y buenas personas.