¿El sistema inmunológico se debilita por estar confinado en casa?

Para la lista de las muchas preocupaciones que tenemos para estos días

¿El sistema inmunológico se debilita por estar confinado en casa?
El confinamiento puede tener efectos psicológicos.
Foto: Unsplash

El hecho de no tener relacionarnos con el exterior ni con otras personas conocidas y desconocidas, nos preserva no sólo del contacto con el coronavirus COVID-19, sino también de otros patógenos comunes.

¿El sistema inmunológico se debilita por estar confinado en casa y no entrar en contacto con otros gérmenes ambientales y de otras personas? Esta es una pregunta muy válida, luego de que gran parte de la población mundial ya ha rebasado las seis semanas de encierro a causa de la pandemia actual.

Los expertos dicen que no, así que podemos restar una preocupación a nuestra lista (que ojalá no sea muy larga) de estos días. “No hay evidencia de que tu sistema inmunitario se debilite debido a quedarse en casa por un período prolongado de tiempo“, le dijo la doctora Natasha Bhuyan a BestLife, por lo que los días en cuarentena no nos harán más susceptibles a contraer COVID-19 u otras enfermedades.

“La realidad es que nuestro sistema inmunológico se ha desarrollado durante años debido a una variedad de factores. Y mientras nos quedamos en casa, todavía estamos expuestos a todo tipo de patógenos en nuestra casa”, aseguró la experta con práctica en Phoenix.

En cambio, hay otras cosas que sí podrían afectar nuestra respuesta inmunológica. La publicación señala la falta de exposición a la luz solar como un factor que podría disminuir la presencia de vitamina D en el organismo. La vitamina D es fundamental para que el calcio se absorba en los huesos y para fortalecer los sistemas inmunológico, nervioso y muscular. Según la Biblioteca Nacional de Medicina, de 10 a 30 minutos tres veces por semana puede producir la vitamina D suficiente.

Otro factor de preocupación puede ser el estrés causado por el aislamiento y las consecuencias de vivir una pandemia. El estrés puede aumentar la producción de cortisol, una hormona que puede causar varios desequilibrios, como obesidad, alopecia o un sistema inmune debilitado debido al aumento en la producción de glucosa.

Los expertos sugieren que, para contrarrestar una posible crisis de salud mental, lo mejor durante el confinamiento es mantener una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente dentro de casa, dormir al menos ocho horas diarias, fijarse una rutina, tratar de mantener relaciones armónicas y realizar prácticas como la meditación. Incluso, si es necesario, buscar asesoría psicológica profesional.