La Reserva Federal quiere saber cómo estamos

La autoridad monetaria estudia cómo reaccionar ante una crisis que evoluciona
La Reserva Federal quiere saber cómo estamos
Jay Powell, presidente de la Fed./Archivo
Foto: Mark Makela / Getty Images

La Reserva Federal quiere saber cómo estamos. La autoridad monetaria, la institución que está poniendo billones de dólares en el mercado y ha rebajado las tasas de interés hasta lo mínimo matemáticamente posible, quiere tomar el pulso de la sociedad para entender qué se necesita hacer para curar las heridas abiertas por el COVID-19

En abril ya hizo una encuesta para entender los desafíos de las comunidades de bajos ingresos y recursos y sus responsables quieren tomar el pulso cada ocho semanas para saber cómo el virus esta impactando y cambiando las comunidades con el tiempo. La idea es ir ajustando a las necesidades las herramientas con las que trabaja.

En la encuesta, que la Fed quiere que llegue al máximo de organizaciones que trabajan con comunidades de bajos recursos se pregunta cuáles son las necesidades más importantes que se echan en falta, entre ellas las básicas, y se pregunta cuál es la estimación de la urgencia en la que se vivirá.

En el reporte que se hizo en abril, el mes que se perfila como el más dramático durante la pandemia, la Fed conoció de primera mano que siete de cada 10 encuestados indicaron que el COVID-19 era una irrupción significativa en las condiciones económicas de las comunidades a las que sirven y que la recuperación se espera que sea difícil.

Las preocupaciones más citadas fueron la pérdida de ingresos — en un mes que se perdieron un total de 20.5 millones de empleos–, los impactos en los negocios, las preocupaciones por la salud y otras necesidades básicas lo que justifica las largas filas de ciudadanos para recoger alimentos de organizaciones de caridad.

La recuperación hace apenas unas semanas no se espera que sea rápida y se cuenta con que tome más de 12 semanas para volver a las condiciones anteriores a la llegada del virus.

La crisis se extiende a las organizaciones a las que se pregunta. Entonces un 25% de estas consideraban que podían operar menos de tres meses en la actual situación sin mostrar señales de problemas.

La encuesta se cerrará el 10 de junio.

La situación en la que operan organizaciones no gubernamentales y comunitarias, bancos de comida, cámaras de comercio u organizaciones orientadas a pequeñas y medianas empresas dista mucho de la efervescencia que se vive en los mercados.

Las Bolsas han decidido hacer caso omiso de las complicaciones que está dejando el coronavirus y de la agitación social como reacción al último episodio racista letal en el país  y ayer registraban fuertes subidas. Para los inversores, lo peor ha pasado.